Inverness, capital de las Highlands

inverness

Si habéis estado viendo catálogos de Escocia, seguramente os habréis dado cuenta de que Inverness está incluida en casi todos los recorridos que se hacen por el país.

La ciudad está considerada como la capital de las Highlands, y es el centro de donde se pueden hacer gran parte de las visitas más turísticas del lugar por su situación privilegiada al norte de Escocia. Si bien no tiene demasiado que ver la ciudad, pues conserva muy poco de su pasado, sin embargo, ofrece al turista muy buenos servicios, tanto comerciales, como hosteleros y turísticos.

La ciudad se sitúa junto al río Ness, y eso la ha mantenido ligada siempre a la historia del monstruo del Lago Ness. Generalmente quien desea visitar el famoso Loch Ness, se aloja en Inverness. Desde la ciudad se puede ir por carretera, especialmente a través de la B-852, que es la que mejores vistas ofrece de los alrededores del lago, o bien, de la A-82 que además nos acercará al castillo de Urquhart. Sin embargo, también tenéis la opción de hacer un crucero que salga de la ciudad para llevaros al Loch Ness.

Este lugar se ha hecho famoso también por uno de sus castillos, y es que en el siglo XI se levantó en Inverness el castillo de Duncan, el que posteriormente perteneció a Macbeth, pero que desgraciadamente fuera arrasado en el año 1057. Años después lo reconstruyeron, y la ciudad comenzó a crecer, en plena Edad Media, alrededor de él.

Inverness fue, en el siglo XIV lugar de continuas luchas entre escoceses e ingleses, dispuestos a conquistar la ciudad por su espléndida situación. Finalmente, Robert the Bruce, consiguió recuperarla para los intereses escoceses durante la guerra de la Independencia de Escocia.

Pero no sería aquel su último episodio bélico, y es que tras serle negado el acceso a la ciudad a la Reina Mary, en el año 1652 Lord Cromwell la volvió a ocupar. Finalmente, en el año 1745, tras convertirse en plaza jacobita durante treinta años, y ante el temor de que pudiera caer en manos del Gobierno de nuevo, Carlos Eduardo Estuardo voló el castillo. La llegada del tren y la apertura del Canal de Caledonia hicieron que Inverness resurgiera de sus cenizas, y que se convirtiera poco a poco, en la importante ciudad que es hoy día.

Lee más sobre:

El castillo de Urquhart

Visitas imprescindibles en las Highlands

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top