Breve historia de Glasgow

Glasgow

Los orígenes de la ciudad de Glasgow se remontan al siglo VI, tiempo en que los misioneros llegaron hasta estas tierras y construyeron la primera iglesia de la ciudad. La Catedral de Glasgow que podemos ver hoy en día fue edificada sobre aquella primera iglesia.En un principio, la ciudad prosperó despacio, hasta 1175, cuando Guillermo Corazón de León decide crear el Burgo de Glasgow, un lugar clave en los posteriores acontecimientos de la incipiente Gran Bretaña.

Su desarrollo también trajo consigo un florecimiento de la cultura, sobre todo en cuanto a estudios religiosos, y en 1451 se funda la prestigiosa Universidad de Glasgow, la cuarta en importancia del Reino Unido. La atmósfera cultural que desarrolló la ciudad estaba propiciada por la abundancia de teatros, escuelas y academias.

Otra de las facetas claves en su desarrollo fue protagonizada por el Puerto de Glasgow, que desde que se firmase el Tratado de la Unión en 1707, tuvo el tráfico garantizado con los puertos de América. Desde ese momento, los cargamentos de azúcar, ron, tabaco y algodón ayudaron a muchos habitantes de la ciudad a amasar grandes fortunas.

La llegada de las máquinas de vapor, creadas por el brillante James Watt, despejó el camino para la llegada de la Revolución Industrial, en la que sobre todo proliferaron las industrias textiles, las cuales parecían multiplicarse por momentos. En el año 1835, los astilleros de la ciudad de Glasgow producían cerca de la mitad de los barcos de vapor de Gran Bretaña.

Las cosas se torcieron tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la población de la ciudad quedó casi diezmada debido a la emigración masiva, lo cual trajo la bancarrota para la mayoría de las empresas e industrias de Glasgow. Los altos niveles de desempleo y el hecho de que sus fábricas se estuviesen quedando anticuadas fueron duros golpes para la economía de la ciudad.

Con la llegada de 1980, las autoridades emprenden una campaña de renovación urbanística con objeto de atraer al turismo, a la par que se trataban de renovar las industrias más importantes. El plan funcionó y hoy en día Glasgow es uno de los principales lugares de interés para los turistas, habiendo recuperado su antiguo esplendor económico.

Foto vía: special.lib.gla.ac.uk




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top