El clima de Edimburgo

Edimburgo Clima

El clima en Escocia es bastante moderado, sin llegar más que en contadas ocasiones a temperaturas extremas, aunque si tiene como particularidad la gran diferencia de climas entre diferentes regiones. Un buen ejemplo de ello son las montañas occidentales, que debido a su cercanía al Atlántico y la influencia de sus vientos, son uno de los lugares más húmedos y ventosos de toda Europa.

Por el contrario, en el Este nos encontramos con zonas de clima casi tropical, y que reciben menos lluvias anuales que Roma, Nueva York o incluso la ciudad marroquí de Rabat.

Debido a su posición geográfica, las zonas de latitudes altas cuentan con días de invierno muy cortos, mientras que en verano hay más horas de luz por el día y se dan los crepúsculos más largos. Por poner un ejemplo de ello, en las Islas Shetland, durante el verano, hay cerca de 4 horas más de luz que en Londres. La nieve en Escocia suele estar presente durante unos 20 días anuales, aunque la mayor parte se concentra en las cumbres montañosas y tierras altas.

Pero en el caso de Edimburgo, la ciudad posee un clima de tipo oceánico templado, y cuenta con unas temperaturas bastante moderadas, tan suaves en Invierno como frescas en Verano. La niebla es bastante frecuente, principalmente en las estaciones de Invierno y Otoño.

Las temperaturas mínimas suelen llegar en los meses de Enero y Febrero, en los que se pueden alcanzar medias que están entre los 0ºC y los 4ºC. Por otra parte, en los meses de Julio y Agosto se producen las temperaturas más altas, con unas medias que oscilan entre los 15ºC y los 23ºC.

En Edimburgo, las precipitaciones se producen normalmente durante unos 15 días cada mes, casi se podría decir que llueve durante la mitad del año. Si bien esto favorece la conservación de sus jardines y zonas verdes, es algo a tener en cuenta si vamos a venir de visita, mejor no olvidéis el paraguas (independientemente de la época del año en la que hagáis el viaje). Los vientos que llegan desde la costa y las montañas convierten a Edimburgo en una ciudad cuyo clima no es extremo, pero si que es extremadamente voluble.

Foto vía: littlemisssuperstar

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top