Viaje a la ciudad de Falkirk

Falkirk Wheel

La ciudad de Falkirk está situada en las Tierras Bajas del centro de Escocia, en el Valle Forth. Su ubicación es ideal para una visita durante el viaje por Escocia, ya que se encuentra casi en el camino entre Glasgow, situada 33 kilómetros al sureste, y Edimburgo, 37 kilómetros al sudoeste. Un pequeño desvío permitirá dedicar una jornada a conocer Falkirk, un destino bellísimo y muy recomendable.

Falkirk se caracteriza por tener una historia muy antigua, a menudo relacionada con el comercio, que se remonta hasta los tiempos romanos. Es por ello que uno de sus principales atractivos es el Muro de Antonino, datado en el siglo II y declarado Patrimonio de la Humanidad.

Otro de los reclamos más populares de Falkirk es su Castillo Blackness, construido en el siglo XV junto a la orilla del Estuario de Forth, en las proximidades de un pueblo que lleva su mismo nombre. Este castillo fue escenario de un importante capítulo en la historia de Escocia: la derrota de Sir William Wallace, en 1298, durante una batalla por defender la nación escocesa.

Continuando con el paseo por la historia de Falkirk, llegamos a los Canales Union y Forth&Clyde, que cumplieron un papel fundamental en el desarrollo de la ciudad. Estos canales sirvieron durante años como vías para el traslado de materiales y productos.

Actualmente, tras la construcción del enlace Millennium y del elevador de barcos conocido como Falkirk Wheel, la ciudad vuelve a estar en el centro de las vías de comunicación de la región, ya que estas obras de ingeniería permiten atravesar la isla desde el Océano Atlántico hasta el Mar del Norte.

Y esto es de gran interés para el turismo, no solo por la posibilidad de una nueva vía de transporte, sino también porque la ciudad ofrece una excursión conocida como La Experiencia Falkirk Wheel, que permite observar esta magnífica obra ingenieril en funcionamiento, tanto desde el agua como desde tierra firme.

Quienes visiten Falkirk, también deben recordar la visita a la mansión Callendar House, situada en un bellísimo parque boscoso. Durante más de seis siglos, esta casa ha sido parte de la historia de Escocia, recibiendo bajo su techo a importantes figuras durante acontecimientos de gran importancia.

Se ofrecen visitas guiadas que permiten conocer el pasado de este lugar, y los amantes de la gastronomía pueden disfrutar de los platillos elaborados en la cocina de la casa, hoy un restaurante especializado en comida georgiana. Anualmente, se organiza allí una exhibición llamada Forbes’s Falkirk, que amplía la oferta de actividades en la casa y sus alrededores.

Sin dudas, una visita de uno o dos días a Falkirk será plena de sitios para visitar y mucho que hacer. Se trata de un sitio encantador que recomendamos conocer.

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top