Escocia, escenario de batallas

Stirling

Si hay algo que  le sobra a Escocia son los héroes. Los encontramos en todos los ámbitos, tienen un héroe literario, Walter Scott, pero también héroes más actuales como Sean Connery, un James Bond de gran nivel cinematográfico.

Aunque sin duda alguna el héroe por excelencia de Escocia es William Wallace, que luchó contra los ingleses y es que Escocia es un país de héroes, y destacan los héroes de batallas.

Uno de los recorridos que podemos hacer al visitar Escocia es precisamente el de los héroes de sus batallas. Podemos partir desde Dunbar, un pueblo costero donde podemos admirar las ruinas del castillo de Dunbar. En este castillo Eduardo I de Inglaterra derrotó al rey de Escocia en 1926, Juan I Baliol.

El próximo lugar que visitamos es una victoria escocesa, se trata de Roslin, al que llegamos bordeando Edimburgo. En 1303 los escoceses derrotaron aquí a los ingleses. No te olvides de visitar la cueva de William Wallace.

Otro de los sitios que podemos visitar es la abadía de Arbroath, lugar célebre ya que se firmó la Declaración de Arboath, donde se pedía el reconocimiento de la independencia de Escocia al papa.

Un poco más atrás en el tiempo podemos viajar hasta Archaeolink, se trata de un parque prehistórico que ubicaron donde se estima que se desarrolló la batalla de Mons Graupius, en la que los romanos derrotaron a las últimas tribus locales.

Y si visitamos los lugares de batalla escoceses, no podemos dejar de visitar la ciudad de Stirling, en el centro de Escocia, donde se llevaron a cabo las batallas de la independencia. Destaca el Puente de Stirling, ubicado cerca del puente de madera donde William Wallace derrotó a los ingleses en 1297. Aquí también podemos visitar La torre monumental de Abbey Craig, donde podremos conocer mejor a Wallace, por medio de exposiciones audiovisuales y fascinantes vistas panorámicas.

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top