Receta de collops, plato de carne escocés

Receta de collops, plato de carne escocés

En lo que respecta a los platos tradicionales de Escocia, es posible que si os sentáis en un restaurante escocés, observéis en la carta que algunas preparaciones son traídas por pueblitos inmigrantes de antaño. Y como ya os hemos mencionado, si bien comparte algunas particularidades con la cocina inglesa, la gastronomía escocesa posee exquisiteces tales como sopas cullen skink, pescados rollmops, pasteles black bun y carnes como collops, receta ideal para preparar en casa.

Pues bien, los collops son lonjas de carne cuyo término está relacionado con la palabra kalops y no con la palabra francesa escalope. Vale señalar que durante la época isabelina, el término collops quería decir rebanadas de panceta y tradicionalmente se conmemoraba el “lunes collop” como el último día para cocinar y comer carne previo a la Cuaresma, momento en que no se come carne.

Como variante, podéis preparar collops con pechugas de pollo, todo según cada paladar. Ahora si, no me demoro más y pasemos a la receta de la gastronomía escocesa prevista para cuatro comensales.

Ingredientes:

  • 4 porciones de lomo
  • ¾ de mantequilla (no margarina)
  • 1 cucharadita de cáscara de limón fresco y rallado
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • 4 cucharadas de caldo de pollo (o caldo de pavo)
  • 4 cucharadas de crema de leche
  • 1 yema de huevo
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina sazonada

Preparación:

– Previamente a comenzar la elaboración, os comento que para realizar la harina sazonada debéis mezclar en un bol una taza de harina 0000, una taza de harina de maíz, una pizca de sal y media cucharadita de pimienta.

– Ahora si, enrollar los lomitos en harina sazonada. Salpimentar si es necesario.

– Calentar la mantequilla en una sartén profunda y llevar a fuego medio. Dorar cada ejemplar ligeramente para sellar el exterior, vuelta y vuelta.

– A continuación, agregar la cáscara de limón, el vino blanco y el caldo. Bajar a fuego mínimo y cocinar por 20 minutos aproximadamente.

– Retirar los lomos y colocarlos en un plato para servir bien caliente.

– Mientras tanto batir la yema de huevo y la crema y verter en la sartén junto con los jugos que sobraron en los mismos. Calentar por cinco minutos, revolviendo constantemente con una cuchara de madera y luego, incorporar la mezcla sobre los cuatro lomos listos.

¿Qué podéis colocar como guarnición? Pues un salteado de verduras o bien, un rico puré de patatas. Buen provecho!

Foto: Living to eat

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top