Castillos en Escocia, protagonistas de la historia

Castillos más dramáticos de Escocia

Escocia es un país que relata su historia por si sola. No solo porque cada rincón envuelve un gran contenido cultural e histórico, sino también porque cada uno de ellos, ofrece interesantes visitas al pasado del país, con el agregado de cierta tenebrosidad, como cuentan determinadas leyendas. Pues de esta manera, os invito a conocer algunos castillos escoceses, pertenecientes a las regiones de Loch Leven, Edimburgo y Tierras Altas.

El primero de ellos es el Castillo de Loch Leven, ubicado en la región de Loch Leven, en Perth y Kinross. Se cree que durante el año 1300, este lugar funcionó como acción militar en lo que fue la Guerra de la Independencia escocesa. Finalmente durante el siglo XIV, el mismo fue otorgado a William Douglas y permaneció en manos de éste hasta después de 300 años.

Realizando una breve descripción del mismo, cabe señalar que el castillo cuenta con un patio rectangular rodeado por un muro tipo cortina, una casa torre ubicada en una esquina (con un sótano abovedado, cámaras en el sector de arriba y una escalera caracol), y otra Torre llamada Glassin desde la otra esquina (con dos pequeñas habitaciones y un mirador desde la ventana).

Otro castillo en Escocia es el Castillo de Saint Andrews (o Saint Andrews Castle), ubicado a pocos metros del Mar del Norte, sobre un acantilado que le brinda aires de fortaleza. En este caso, el sitio fue construido durante el año 1200 por los obispos y arzobispados de la ciudad y fue protagonista de cantidades de episodios durante la Reforma, como por ejemplo fortaleza, palacio, prisión, donde hoy podéis observar tan solo las ruinas que quedaron de aquellos momentos de guerra.

Sin embargo, lo que deslumbra a los visitantes que ingresan a él, es el calabozo original que posee, con forma de botella y la exploración de la mina y contramina que fueron excavadas por personas que atacaban y defendía.

Y por supuesto, que si se trata de castillos típicamente escoceses, es imprescindible hacer una pasada por los reconocidos Castillos de Tantallon (próximo a Edimburgo, con un muro muy antiguo hecho en piedra caliza rojiza a causa de los ataques marítimos hace muchos siglos), el Castillo de Dunnottar (cerquita de Stonehaven, donde se protagonizaron diversas escenas para Hamlet, a cargo del actor Mel Gibson) y por último, el Castillo de Eilean Donan (ubicado en las Tierras Altas).

Foto: electricscotland




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top