Castillo de Doune, lugar de película

Castillo de Doune, en Doune

Los castillos de Escocia han sido durante largos años escenarios de la pantalla de cine tales como los jardines del Castillo de Drummond (donde habitaba el duque de Montrose en Rob Roy), el Castillo de Eilean Donan (en los films Los Inmortales y James Bond) y el Castillo de Doune, donde se grabó la escena del conejo gigante de madera en la película Los Caballeros de la mesa Cuadrada y sus locos seguidores (o Monty Python and the Holy Grail, año 1974).

Pues bien, os evocaremos a la visita del último castillo mencionado, situado en el pueblo de Doune, a unos 13 kilómetros al noroeste de Stirling (refugio de los avatares de William Wallace).

Es así, que la fortificación fue construida hacia fines del siglo XIV por Robert Stewart (primer duque de Albany, conde de Menteith y Fife), quien gobernó el reino desde el año 1388 hasta1420, año en que falleció. Si bien durante el siglo XVI, Doune Castle pasó a ser propiedad del Conde de Moray (militar y político escocés), el castillo tomó la función de fortaleza cuando se presentó la Guerra de los Tres Reinos (Escocia, Irlanda e Inglaterra) entre 1639 y 1651. Ya a partir del año 1880 se iniciaron diversas reformas y hoy en día es mantenido por el Estado de Escocia.

En tanto su principal característica es la puerta de entrada desde el sector Norte atravesando un pasaje por debajo de una torre donde se sitúan las habitaciones principales. Allí podéis observar la torre principal de más de 100 pies de altura, con vistas hacia el sureste.

Ahora bien, continuando el recorrido, en la primera planta se localiza la Sala del Señor, la cual se encuentra abovedada y cuenta con una chimenea doble sin uso. Todo lo que refiere a baldosas, revestimiento de madera son aportes hechos durante la renovación de 1880. En tanto camino hacia la segunda sala, situada por encima de la primera, se ubica la habitación suite de la duquesa con techos y pisos de madera.

Pasando al sector Oeste de la Torre o Sala del Señor, se localiza el Gran Palacio de 20 metros por 8 metros por 12 metros de altura, con ventanales inmensos y escaleras que conducen directamente a las tres bodegas en la planta baja. Podéis acceder a tal sala desde el patio atravesando una escalera hasta el hall triangular. De esta manera, el Castillo dispone de también de patios, una torre para la cocina y su forma pentagonal, permite observar edificios tanto en los lados oeste como noroeste.

En términos generales, el Castillo de Dounde es un sitio fascinante. Además, tenéis la posibilidad de contratar un tour de audio narrado por los Monty Pitón Terry Jones, quienes relatan la historia de la fortaleza como así también, historias de la realización de la película.

Foto: jonathan stephens

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top