Navegar cerca de los remolinos de Corryvreckan

remolinos de Corryvreckan

¿Han pensado en algún momento aventurarse en algún fenómeno natural durante la estadía en Escocia? Pues si ya tenéis el vuelo contratado para partir, os reservaremos un día para viajar hasta la isla de Jura y Scarba, en el sector noroeste del país, precisamente en el condado de Argyll y Bute para visitar el estrecho de “los remolinos de Corryvreckan”.

Comenzaremos mencionando que la palabra remolino significa cuando el agua adquiere gran volumen y comienza a realizar giros iniciando mareas oceánicas de tamaños inimaginables. De esta manera, el fenómeno de Corryvreckan es considerado como el segundo más grande del mundo y realmente es digno de ser visitado ya que podéis oír su ruido desde una amplia distancia.

Asimismo, dicho remolino (considerado como violento y peligroso) es el único punto de las aguas correspondientes a las Islas Británicas, el cual no permite ser navegado por grandes barcos debido a sus características. Sin embargo, en los momentos en que se presenta buen tiempo y la marea está calma, las embarcaciones de menor tamaño suelen pasar sin problema alguno.

A modo de información, Corryvreckan posee hasta 219 metros de profundidad y una anchura de 0,7 millas. Es así, que cuando se presentan mareas vivas, las corrientes pueden llegar a alcanzar los 8,5 nudos.

Es importante destacar que para conocer más de cerca los remolinos, es posible contratar una lancha que se ubica en las proximidades. De esta manera, vais a tener la oportunidad de visualizarlos a pocos metros, pero será imposible interiorizarse en ellos por todo lo que os hemos dicho anteriormente.

Finalmente, como la mayor parte de los lugares turísticos en Escocia, los remolinos de Corryvreckan poseen dos tipos de historia. La primera mitología escocesa dice que la diosa del invierno (llamada Cailleach Bheur) utiliza dichas aguas con el fin de limpiar su enorme manta por lo que podéis escuchar desde más de 32 kilómetros de distancia su “lavado”. Y por otra parte, se presenta una leyenda que involucra al rey nórdico Breachan, el cual amarra un bote próximo a los remolinos para llamar la atención a una hermosa princesa.

Foto: geograph




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top