Escocia y sus tres canales principales

Conocer los tres canales principales de Escocia

Las obras de ingeniería no siempre son sencillas. Por lo general, en determinados puntos turísticos como Escocia, los conocidos canales de agua, suelen atrapar la atención de los turistas por medio de su inmensidad. ¿Pero cuál es el significado de canal fluvial? Pues bien, como dice la palabra, canal significa canalizar o unir lagos, ríos u océanos.

Es así que en Escocia existen tres canales principales, los cuales en sus inicios fueron utilizados con fines de irrigación y posteriormente, en los tiempos de la revolución industrial, como medios de transporte de embarcaciones y mercaderías.

El primero de ellos es el Canal de Calendonia (en inglés Calendonian Canal), el cual se extiende desde Fort William hacia Inverness y mide 60 millas de largo, de las cuales 22 millas son destinadas para conectar lagos naturales (como el Lago Ness). Dicho canal se realizó en el año 1822 con el objetivo de colaborar con la navegación comercial y de esta manera, poder evitar los temerosos viajes por el oeste.

Paseando por él, se pueden observar paisajes como las montañas de las Highlands o Great Glen. En la actualidad, el Canal de Calendonia es utilizado por embarcaciones privadas, que realizan diversos recorridos para todos los turistas que se encuentren en Escocia. Tal es el ejemplo de Loch Ness, la cual cuenta con varias de las empresas de cruceros que brindan excursiones en barco y alquiler de yate.

El segundo canal es Canal Crinan (Crinan Canal en inglés) y cuenta con 14 kilómetros de extensión. Su inicio es Ardrishaig en Loch Fyne y finaliza en Crinan, el centro de Seno de Jura. Dicho canal fue pensado para proporcionar un acceso rápido entre la costa oeste y las islas ubicadas en el extremo. De esta manera, se evitaba navegar por la península de Kintyre.

Crinan Canal alcanza una altura de 65 metros sobre el nivel del mar y hoy en día, unos dos mil barcos o cruceros recreativos utilizan el mismo. Cabe señalar, que hasta que se construyó el ferrocarril, la manera más rápida y accesible de viajar entre Glasgow e Inverness fue la embarcación por el Canal.

Y por último, el Canal Forth and Clyde brinda una ruta con fines marítimos entre el Firth of Forth y el Firth of Clyde en la parte más angosta de las tierras bajas de Escocia. Contando con 35 millas de longitud, este canal es alimentado por un acueducto y fue diseñado por John Smeaton en el año 1768.

Foto: argonaut sailing




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top