De paseo por la Colina Calton Hill en Edimburgo

Calton Hill en Edimburgo

Siendo uno de los monumentos más destacados e impresionantes en el extremo oriental de New Town en la ciudad de Edimburgo, capital de Escocia, la“Colina Calton Hill” promete a todo espectador o visitante, un paseo repleto de historia y cultura.

Construida entre los años 1807 y 1815, se dice que desde allí, las vistas son realmente impactantes. Tal es así el caso del Monumento a Nelson, realizado en el año 1807 bajo una especie de réplica de piedra del telescopio Nelson.

Con el objetivo de dar honor a la victoria del almirante Nelson en la batalla de Trafalgar, la colina de 100 metros de altura y 143 escalones colocados en forma de caracol, brinda además, paisajes panorámicos como el Palacio de Holyroodhouse, el risco de Arthur´s Seat y el estuario de Forth.

Asimismo, en la parte superior de la colina, se encuentra el Monumento Nacional, obra de Charles Robert Cockerell, representado mediante la imitación de un Partenón y basado puramente en la Acrópolis de Atenas. Comenzado en el año 1826 y finalizado en el momento que no hubo más dinero (1829), esta obra ha quedado con la fachada que se puede observar hoy en día.

En este caso, la intención fue recordar a cada caído en las guerras napoleónicas y sin lugar a dudas, el hecho de quedarse observando tal obra, da la sensación de trasladarse a Grecia.

Otro de los ejemplares, es el Monumento de Dugald Steward, nuevamente de estilo griego, pero con la diferencia que el mismo fue realizado con el fin de dar homenaje al filósofo escocés.

Por último, la obra más grande del lugar es el Observatorio de la Ciudad de 1818 donde hay exposiciones y visitas del cielo nocturno y además, el Antiguo Observatorio, diseñado por el arquitecto Craig James en el año 1792.

En lo particular, os recomiendo contemplar dichos monumentos cuando se pone el sol, ya que da una espectacular oportunidad para adquirir las más bellas fotografías.

Y para todos los interesados, Calton Hill en el mes de Agosto de cada año se transforma en un centro repleto de espectáculos del Festival de Edimburgo, el cual brinda, entre tantas actividades, fuegos artificiales desde el castillo de la ciudad y momentos para disfrutar en familia, con amigos o en pareja.

Foto: Guias Viajar

Tags:




1 comentario

  1. Edimburgo es una de las ciudades más bonitas de Europa, un lugar de cuento. El mejor momento para visitarla es durante el Festival, no me acuerdo ahora si era en agosto o semptiembre. Eso sí, llevar siempre jersey y/o cazadora encima. Aunque durante el día pueda hacer calor, por la noche enfría mucho.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top