El mágico Loch Maree

vista del lago Maree

Escocia es la tierra de los lagos. Rodeado de verdes colinas, estas formaciones lacustres se encuentran por doquier en la tierra del kilt. Sin lugar a dudas, el estandarte de estos lo lleva el Loch Ness, de gran fama a nivel mundial por estar supuestamente habitado por Nessy, una criatura prehistórica que venció a la evolución.

Pero podemos encontrar muchos mas encantos lacustres en las highlands, como es el caso del loch Maree.

Ubicado entre los majestuosos paisajes del Wester Ross, una de las regiones mas bellas de Escocia, donde sus latitudes nórdicas, así como su frente al Atlántico, han forjado una curiosa naturaleza repleta de ondulantes colinas casi desprovistas de árboles, donde el color reinante es el verde de los pastos en todas su gamas.

Ese es el marco del loch Maree, que, con sus 28,6 km.2, se presenta tan misterioso como su colega Ness.

Lo que lo hace muy pintoresco son sus islas interiores, 5 en total, además de pequeños islotes que superan los 25.

estela de la reina Victoria

Una navegación a través de las aguas de este lago, quebrando los reflejos de las colinas que lo rodean, y apreciando la singular vida silvestre que posee, es un paseo realmente mágico. Hay que recordar que tanto el lago como el conjunto insular fueron declarados en 1994 como Sitio RAMSAR, nominación que se les da a los humedales de gran importancia mundial.

Pero, el principal encanto que se esconde en este lago es el derivado de antiguas construcciones y restos de cultura celta. La mas destacada es la isla Maree, con las ruinas de una capilla del S.VII que se considera la ermita de Maol Rubha, un monje celta que fundó en Ross el monasterio de Applecross, uno de los principales de la Iglesia Católica en Escocia. Además, en la isla se encuentran restos de grandes árboles sagrados celtas, así como enterramientos vikingos perfectamente conservados. Y para sumar un poco más de misticismo, la mayor de las islas contiene en su interior un pequeño lago, en el cual, a su ves, flota una pequeña isla.

Una buena forma de revivir las antiguas leyendas escocesas es penetrar este lago de madrugada, entre la espesura de la niebla y los sonidos de la noche. Pero eso si, es conveniente ir acompañado…

El lugar perfecto donde comenzar a descubrir este lago es Talladale, famoso centro de pesca desde la visita de la reina Victoria al Loch Maree Hotel en 1877. Además de hospedarnos en el celebre hotel, el pueblito nos convida con un rustico mirador de donde se obtienen esplendidas vistas del lago.

Foto Vía: Spakman
Foto Vía 2: Sergoids

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top