Alquilar un barco y recorrer Fort Williams

Canal de Fort Williams

¿Te has imaginado en algún momento alquilar tu propio barco, manejarlo e ir conociendo Escocia por sus diversos canales? ¿No resulta ser una experiencia increíblemente inolvidable? Desde ya que si!

Por tal motivo, hoy quisiera hablarte sobre una de las actividades más alocadas y fabulosas que puedes realizar si viajas a Escocia.

Cantidad de opciones se presentan al momento de decidir cómo trasladarse y conocer determinados lugares: taxi, autobús, tren o bien, caminando, son algunas de ellas. Pero lo que seguro jamás has imaginado es, como mencioné en el primer párrafo, alquilar un barco que de hecho, posee todas las comodidades que existan para comenzar el gran recorrido: calefacción, aire acondicionado, cocina, habitaciones, baño, etc.

Muchas son las empresas que dan la opción que te informaba, lo principal es que descubras lo formidable de probar esta nueva aventura y te lances a lo increíble durante una semana.

Para comenzar, el paseo que por lo general se brinda a todos los turistas como para orientarlos una vez que deciden alquilar un barco, es por Fort William, un canal caledoniano y su sucesión de lagos.

En lo particular, Fort William es una de las vías más extensas y fluviales del mundo. Contando con 60 millas de largo, 22 millas han sido realizadas con el fin de conectar o unir los lagos naturales que se encuentran allí: el Lago Lochy,  el Lago Oich, el Cabo de Lago y el Lago Dochfour.

De esta manera, ya tienes una orientación aproximada de lo que puedes conocer paseando por este hermoso canal que brinda paisaje, tranquilidad, paz, naturaleza, fauna y aire puro.

Observarás cantidades de mansiones a los alrededores, castillos que llaman la atención por sus fachadas y por supuesto, la legendaria hospitalidad escocesa que se puede localizar al lado de un “green”, durante una tarde de pesca o mismo, en el confortable ambiente de un pub o bar.

Más detalles hará que se pierda parte de la gran fantasía que acabo de comentarte, lo ideal sería que fueses con un amigo, familiar o tu pareja. Siempre realizar viajes de esta índole resulta una hazaña inolvidable, y si cuentas con una cámara fotográfica, pasarás a guardar cada copia en el baúl de los recuerdos. Mucha suerte!

Foto: Ardgour

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top