Glasgow se convierte en la capital del arte

Biblioteca Mitchell

En Glasgow ya está todo preparado para que la ciudad escocesa se convierta en la capital del arte moderno. El próximo sábado se dará el pistoletazo de salida al Glasgow International Festival of Visual Art o lo que viene a ser el certamen más importante de arte contemporáneo que se celebra por estas tierras.

Para que os hagáis a una idea será el símil escocés de ARCO, la feria que tiene lugar todos los años en Madrid y que nunca escapa a la polémica.

En Glasgow ocurre algo similar. Durante dos días se dan cita en la ciudad a expertos en la materia, compradores de arte y, sobre todo, artistas deseosos de darse a conocer. La feria nació con el objetivo de servir de trampolín a los jóvenes artistas no sólo escoceses, sino llegados de todas las partes del mundo. Por ello, durante dos semanas, diversos espacios de la localidad abren sus puertas a fin de acoger las numerosas exposiciones que se organizan.

Si en estos días vais a reservar vuestros vuelos de última hora a Glasgow merece la pena que os dejéis caer por alguna de las galerías participantes, si es que os gusta el arte más contemporáneo. Una de las particularidades que tiene el Glasgow International Festival of Visual Art es que se celebra únicamente cada dos años, por lo que si ahora dejáis pasar la oportunidad deberéis esperar a 2012.

Además de las exposiciones propiamente dichas, y sobre las que gira la programación del certamen, se organizan otra serie de eventos paralelos, así como charlas o visitas comentadas a las muestras, ya sea por los propios autores o especialistas en la materia. Entre las novedades destaca Le Drapeau Noir, un espectáculo nocturno en una cafetería de pop-ups-bar, una noche cabaret en el salón de baile Sloans Grand o toda una jornada cargada de actividades en la Biblioteca Mitchell.

La variedad llega incluso a las técnicas utilizadas por los artistas, que se manejan tanto en la escultura, como en el dibujos, las instalaciones, los, videos, las obras sonoras, performances o la música. Además, hay quienes utilizan como materiales la cerámica, el bronce o, incluso, la taxidermia (animales disecados) para elaborar sus composiciones, que pueden llegar a convertirse en piezas destacadas del arte escocés.

En esta ocasión son medio centenar las personas que presentan sus trabajos a este festival. Se entremezclan con los críticos, los compradores y algún que otro artista internacional consagrado que se acerca hasta Glasgow para impartir conferencias y charlar con los autores noveles.

Foto Vía Chris@APL

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top