Viajar a Escocia ahora nos sale más barato

Dinero

La economía está de capa caída en los últimos meses, pero eso no significa siempre cosas negativas. Muestra de ello es que la libra se ha devaluado en los últimos años, tanto que ahora el euros es igual e, incluso hay ocasiones en las que es más fuerte.

Por ello, este es el momento adecuado para viajar a los países británicos, especialmente Escocia. Hace años cuando viajábamos allí lo hacíamos sabiendo que íbamos a pagar de más por todo.

Aún recuerdo cuando una libra equivalía a un euro y medio y a la hora de pagar cualquier cosa parecía que tuviera un precio desorbitado. Ahora ocurre lo contrario. Cuando veáis en una etiqueta que algo vale una libra vuestro cerebro tiene que darse cuenta de que en realidad es algo menos de un euro. Inmediatamente se os colocará una sonrisa en la cara y, hasta puede, que volváis con varias libras sin gastar en el bolsillo. Yo lo conseguí hace poco.

En los últimos meses la moneda británica ha conseguido remontar y recuperar parte del valor perdido frente al euro y, actualmente, se encuentran en términos similares. En función de como se encuentre la bolsa esto puede variar, por lo que a la hora de cambiar de euros a libras os recomiendo que esperéis un tiempo, antes del viaje, para hacerlo cuando la moneda británica esté en peor situación que la europea. De paso echar un vistazo a lo que es gratis en Escocia.

Pero el beneficio económico no acaba ahí, ya que son muchas las empresas, desde restaurantes a hoteles y hostales, están actualizando sus ofertas económicas en este 2010 para atraer a los turistas cada vez más preocupados por los precios. Los touroperadores también están aprovechando al máximo el tipo de cambio, desarrollando así unos productos competitivos para la campaña de este año.

Y para que veáis en qué se traduce esto de la devaluación de la libra vamos a poneros algún ejemplo de cómo influye a algunos gastos que realizan los turistas que visitan Escocia. Un billete de tren de ida y vuelta entre Edimburgo y Glasgow, que antes costaba 15 €, ahora sólo cuesta 11 €.

Una travesía por el lago Katrine a bordo del barco de vapor Sir Walter Scott cuesta ahora 10 €, tres menos que el año pasado, al igual que la entrada preferente al castillo de Edimburgo, que ahora vale 11 euros € y una visita a la destilería de Glenfiddich, que en 2008 costaba 29 €, ahora se cotiza a 22 €.

Foto Vía Pfala

Tags: , ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top