Senderismo en Escocia, toda una experiencia

senderismo

Uno de los principales atractivos que tiene Escocia para quien lo visita es los espectaculares paisajes con los que se encuentra cada dos pasos. Es por ello que es un lugar así es ideal para practicar deportes al aire libre. Así que si sois entusiastas del senderismo y vas a visitar Escocia encontrareis numerosos lugares que recorrer a pie.

Para que os hagáis una idea basta tener en cuenta que en el país existen 284 montes escoceses conocidos munros, es decir que cuentan con más de 914 metros de altura. Además, os encontraréis con numerosos escoceses por el camino, ya que el senderismo es una práctica muy extendida entre los escoceses en su tiempo libre.

Pero si prefieres una excursión menos agotadora, en Escocia encontrarás una multitud de rutas sencillas que exigen muy poco esfuerzo: a través de bosques, a lo largo de la costa, circuitos ecológicos señalizados o por los alrededores de un pueblo, probablemente a lo largo de unos senderos que los lugareños siguen desde hace generaciones. No se pueden olvidar tampoco los paseos por la costa.

Todas las zonas arboladas que pertenecen a la Forestry Commission, una entidad nacional, son de libre acceso en cualquier momento, salvo durante la época de tala. A lo largo y ancho de Escocia existe una gran variedad de rutas, muchas de ellas señalizadas y con paneles informativos e interpretativos, que además ofrecen infinidad de oportunidades para descubrir la fauna y la flora de los bosques.

Uno de los mejores lugares para practicar senderismo es Killiecrankie, cerca de Perth, un lugar que fuera famoso entre los viajeros por ser una de las rutas más arduas y peligrosas de Escocia. Hoy en día, la belleza del lugar hace que esta impresionante garganta rodeada de árboles sea uno de los puntos favoritos de aficionados al senderismo y amantes de la naturaleza. El recorrido circular que va de Pitlochry a Killiecrankie es uno de los mejores paseos de bajo nivel de la zona y sigue una ruta que pasa cerca del lago Faskally y continúa por la orilla del río Garry.

Skye, la más famosa de las islas escocesas, es también un buen lugar para hacer senderismo. Es recomendable realizar el paseo que conecta la ría Slapin con las cumbres de Bla Bheinn. El recorrido empieza cerca de la localidad de Torrin y atraviesa una zona de coníferas. En el camino el paseante se encuentra con los restos de una antigua cantera de piedra caliza, donde se producía el mármol de Skye.

Foto Vía GeraldDavison

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top