Vacaciones en la costa suroeste de Escocia

Bahia de Kirkudbright

Hermosas playas de arena, jardines exóticos, ciudades históricas e impresionantes castillos. Todo esto y más es lo que descubrimos en nuestro viaje de vacaciones por el suroeste de Escocia. Desde Stranraer hasta Kirkudbright, un destino turístico un tanto desconocido, pero excelente, que os queremos descubrir hoy.

Y decimos desconocido porque, aparte de que no encontramos a muchos turistas, la mayoría de ellos se desplazan a las Highlands o a las grandes ciudades como Edimburgo o Glasgow. Pero este suroeste escocés tiene tanto que ofrecer a los que venís en familia… La costa es espectacular, y el paisaje idílico. Los pequeños pueblos de piedra arenisca aúnan un interesante encanto histórico, y hay varios jardines que visitar para los amantes de la flora.

Dumfries y Galloway son dos lugares muy interesantes en la zona. Su clima es mucho más suave que en otras partes de Escocia, aunque se mantiene gracias a las corrientes del Golfo. Aquí crecen una gran variedad de plantas, tanto en los jardines de Logan y Threave. El Castillo de Kennedy, cerca de Stranraer, debéis visitarlo, sobre todo en los meses de abril o mayo, cuando aparece rodeado de hermosos rododendros.

En Portrack, cerca de Dumfries, tenéis el Cosmic Speculation Garden, un moderno jardín internacional. Aunque es privado, vale la pena esperar a cuando esté abierto. Una visita guiada os llevará a través de un mundo oscuro de plantas y paisajes.

Kirkcudbright se conoce como la ciudad de los artistas. Sus edificios de piedra arenisca roja, el puerto y el castillo, así como sus encantadoras tiendas, merecen una visita. A lo largo del año, la ciudad tiene un buen número de festivales, como el carnaval o el festival de bandas de gaitas en agosto. Si deseáis comer, el mejor lugar en la zona es Castle Douglas.

Para los amantes de los libros, tenéis que visitar Gatehouse of Fleet, con una gran cantidad de librerías antiguas.

La costa que se halla alrededor de Stewartry es una zona maravillosa. Promontorios rocosos y playas vírgenes, como por ejemplo la playa de Moss Yard, ideal para ir en familia. No es extrañar que por esta zona podáis ver nutrias, zopilotes, garzas y cormoranes.

A lo largo de la costa suroeste de Escocia hay varios restos de castillos, algunos de los cuales están abiertos al público. Quizás el más espectacular de todos sea el Castillo de Cardoness. Es posible subir hasta sus almenas y contemplar toda la costa. El castillo aún conserva sus calabozos, un pozo y las bodegas. Resultará increíble visitarlo y trasladaros en el tiempo.

Foto Via Dim Tim

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top