Conocer las playas de Edimburgo

Portobello

Cuando alguien piensa en viajar a Escocia en particular o a cualquier otro punto del Reino Unido, en general, lo último que se le pasa por la mente es meter un bañador en la maleta para disfrutar de una tarde en la playa. Cierto es que las gélidas aguas de la costa escocesa no animan a darse un baño, aunque es cierto que hay quien lo hace, fornidos escoceses habituados a ello. Las bajas temperaturas, tanto dentro como fuera del agua, no impiden que uno pueda disfrutar de las impresionantes vistas de los arenales próximos a la capital escocesa.

No hay que olvidarse que Edimburgo posee su propia playa municipal ubicada en Portobello, que queda a 5 kilómetros al sudeste de Leith. El pueblo de Portobello es ideal por una visita a cualquier época del año con sus encantos costeros atrayendo las turistas de todas partes de Escocia. Es fácil llegar hasta allí gracias a que desde Princes Street salen autobuses hasta allí.

Un poco más lejos se encuentra la playa de Gullane, a unos 30 kilómetros de la capital escocesa, aunque también hay autobuses que conectan la ciudad con el pueblo costero. Merece la pena hacer una excursión hasta allí, dado que es la playa más grande de cuantas hay en la zona y, además, cuenta con unas impresionantes vistas. Hay sitio suficiente como para que familias enteras convivan con los surfistas. Además, en sus inmediaciones se encuentran atracciones familiares como Deep Sea World, el Zoo de Edimburgo o Butterfly and Insect World.

Cramond también está a unos minutos de Edimburgo en autobús. Es ideal para caminar, sobre todo cuando la marea está baja, ya que se puede pasar a la isla y explorarla, aunque hay que estar pendiente de los crecimientos del mar. Es, además, un lugar ideal para disfrutar de los atardeceres al oeste de Edimburgo.

La playa de Yellowcraig se encuentra al este de Edimburgo y está considerada como la mejor playa del Reino Unido. Es muy popular entre las familias, en especial para practicar deporte o para dar un paseo por la playa con vistas a Firth of Forth o la isla Frida.

Las playas de las afueras de Edimburgo se encuentran en pequeños pueblos costeros en los que la tranquilidad es la nota imperante. Ya puestos en materia merece la pena darse un paseo por ellos, comer en sus restaurantes y darse una vuelta por sus tiendas.

Foto Vía Flickr

Tags: ,




2 comentarios

  1. Martin S. Fergus dice:

    Hola! De pequeño estuve en Escocia de visita a la familia. Recuerdo haber ido en coche desde musselburg (un pueblo a 8-10 km de Edimburgo) a una playa llena de cantos rodados y similar. Era una playa fosilífera; con ayuda de un martillo, rompiendo las rocas y cantos podías encontrar fósiles de pteridófitos y troncos varios (helechos y similares). No recuerdo como se llamaba la playa ni en qué lugar se encontraba exactamente pero era a poca distancia de dicho pueblo. Podrías ayudarme y decirme si sabes cómo se llama el lugar y donde queda exactamente?

    Muchas gracias!

  2. Javier Gomez dice:

    Hola, Martin:

    Según tengo entendido en las cercanías de Edimburgo y Musselburgh están las costas de Granton y Silverknowles. Por allí creo que se han encontrado restos arqueológicos, de modo que no sé si te referirás a ellos.

    Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top