Escapada romántica a Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo es una ciudad pequeña, lo que la convierte en el destino ideal para una pequeña escapada. Es cierto que la capital escocesa está relacionada desde hace mucho con negras historias del pasado, pero tiene mucho que ver el hecho de que los fantasmas resultan ser un buen reclamo para quienes visitan la ciudad.

Hoy vamos a darle un giro de 180 grados y vamos a verla con los ojos que la verían una pareja de enamorados.

No tenemos sino que tener en cuenta que las oscuras callejuelas se convierten en el lugar buscado por una pareja para amarse a escondidas, o que no hay nada más romántico que un castillo en la colina… ¿Por qué no iba a ser Edimburgo un buen lugar para llevar de escapada romántica a su pareja? o incluso para encontrar una, si es que no se tiene. El día de San Valentín probablemente sea el más adecuado para celebrar un acontecimiento así pero, cuando se está enamorado, todos son días buenos para celebrarlo. Vamos entonces a recomendarte algunos rincones de Edimburgo para tu escapada.

Edimburgo, un buen lugar para una escapada romántica

El Castillo de Edimburgo es el lugar más adecuado para comenzar. Encaramado sobre un monumento rocoso domina el paisaje de la ciudad y ofrece unas vistas espectaculares de toda la urbe. Después de la visita a esta histórica fortaleza, se puede disfrutar de un romántico y tranquilo paseo siguiendo la Royal Mile para llegar hasta el palacio de Holyrood House. De vez en cuando mira dentro de alguno de los callejones, algunos de los famosos «close» de la Old Town son perfectos para perderse un rato.

Por cierto, te recomiendo el pase Historic Explorer Pass para que además te salga más económico, ya que además de las entradas al castillo y al palacio, te permite desplazamientos ilimitados por la ciudad durante dos días en el bus turístico.

– Puedes comprarlo entrando en: Historic Explorer Pass

Ya ves, Edimburgo es una ciudad idónea para largos paseos de enamorados. Existen multitud de parques y jardines exuberantes donde puedes respirar el aire puro del campo y relajarse viendo el tiempo pasar desde el césped, como los jardines de Princes Street o en el Jardín Botánico. Y si quieres salir de la ciudad, puedes una pequeña excursión hasta los Lothians, donde las casas solariegas, los castillos de cuento, las capillas medievales y los pueblos y aldeas históricos te trasladan a épocas pasadas.

La guinda de una escapada romántica ha de ser el alojamiento. Se puede disfrutar de una velada romántica y con encanto en The Witchery, junto al castillo, o en el restaurante panorámico The Tower, situado en el ático del Museo de Escocia. Una experiencia difícil de olvidar para quien la viva.

Más información de la ciudad

Guía de viaje a Edimburgo

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top