Lo más destacado del arte escocés

obra de Eduardo Paolozzi

Escocia y sus artistas plásticos no son muy conocidos internacionalmente, lo que no significa que sean poco importantes. Además, a lo largo de todo el país existen importantes colecciones. Destacan especialmente las galerías privadas, ubicadas en Glasgow y Edimburgo, y que no siempre son conocidas por el gran público. Además, Escocia ha cultivado generaciones y generaciones de artistas escoceses que han ocupado sido destacados internacional.

En la actualidad las cuatro Escuelas de Bellas Artes del país siguen fomentando la experimentación y la innovación entre su alumnado en una variedad de medios de expresión. Los principales museos y galerías están apostando por el arte autóctono como nunca antes lo habían hecho. Las grandes exposiciones se erigen como plataformas donde se exhiben prácticamente todos los aspectos de la historia del arte del país, lo que además fomenta la inversión de coleccionistas privados. En anteriores ocasiones os hemos hablado de museos y galerías, así que hoy vamos a centrarnos en los artistas escoceses.

Eduardo Paolozzi, natural de Edimburgo, aunque de ascendencia italiana. Viajó a París, después de estudiar en Escocia, centrándose en escultura y grabado. Destaca su interés por servirse de los avances en las ciencias y la tecnología de la posguerra para acoplarlas a su forma de trabajar. Son mundialmente conocidas sus piezas aparentemente mecánicas y pintadas en vivos colores o acabadas en cromo pulido. Hace veinte años se le concedió el título de sir, tras haber recibido numerosos premios y complementar su carrera artística con la docencia.

Los coloristas escoceses. En este grupo se integran S. J. Peploe, F. C. B. Cadell, Leslie Hunter y J. D. Fergusson. Se impregnaron en los años veinte y treinta de los tonos vivos e impactantes de la pintura francesa contemporánea y los transformaron en un lenguaje puramente escocés. Aunque su estilo derrochaba vitalidad y firmeza, los temas elegidos (paisajes insulares, interiores de Edimburgo, modelos a la moda del momento) eran bastante tímidos comparados con los de sus equivalentes franceses. Fueron objeto de un redescubrimiento en los años ochenta como influencia fundamental en la pintura escocesa del siglo XX y hoy día gozan de gran reputación en el panorama internacional.

Los chicos de Glasgow. Es un grupo que surgió a finales de la década de 1870 y que se hizo famoso por cuestionar el tema clásico y alegórico de las figuras consagradas del mundo artístico escocés, representadas principalmente por la Royal Scottish Academy de Edimburgo. Entre los miembros más destacados de este grupo se encontraban Joseph Crawhill, James Guthrie, George Henry y E. A. Hornel. Pintaban en Glasgow y sus alrededores, pero también representaban escenas de la vida y el carácter rural de Kirkcudbright, Cockburnspath y otros lugares de Escocia. Gozaron de gran éxito entre el público y la crítica.

Peter Howson nació en Londres pero se trasladó a Ayrshire en su infancia. En la década de 1980 destacó como miembro del nuevo movimiento de los Glasgow Boys y se especializó en obras figurativas de gran dramatismo usando la línea y el color de una forma muy expresiva e impactante. Su obra siempre ha resultado controvertida, comenzando por los retratos de los vagabundos de Glasgow o los desnudos de Madonna. En 1993 Howson fue nombrado artista oficial de guerra del Reino Unido en Bosnia, y su obra, forzosamente sombría, fue objeto de polémica cuando se expuso a su regreso. Su salud mental y física se vio perjudicada.

El talento precoz de Raeburn, uno de los retratistas escoceses más importante de todos los tiempos, fue pronto descubierto y el escocés David Martin lo acogió bajo su tutela. Raeburn encontró rápidamente un estilo personal austero, caracterizado por las pinceladas detalladas del tema central en contraste con un fondo menos definido. Su estudio propio, inaugurado en 1798 en Edimburgo, comenzó a atraer a clientes ricos e influyentes, por lo que entre sus retratos más famosos y elogiados encontramos los de Walter Scott y de jefes de clanes de las Tierras Altas.

Foto Vía Flickr

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top