Las 10 visitas obligadas en Edimburgo

edimburgo

Edimburgo es una de esas ciudades en las que hay mucho que ver. Además, cuenta con la peculiaridad de que, en contra de lo que ocurre en otras capitales europeas, tiene una extensión relativamente pequeña, por lo que es fácil trasladarse de un lugar a otro andando. Aún así, y por si tenéis poco tiempo para disfrutar de esta ciudad os vamos a presentar una relación de los lugares que no deberíais perderos.

– El castillo de Edimburgo. Por algo es la atracción más visitada de Escocia. Resulta majestuoso ver como se eleva entre el cielo y la tierra por encima del centro urbano. Si vais en agosto tendréis la posibilidad, además, de disfrutar del Military Tattoo, el festival más impresionante de cuantos se celebran en la ciudad al cabo del año.

– El palacio de Holyroodhouse. El castillo está en un extremo de la Milla Real y el palacio en el otro. En su día fue escenario de conspiraciones, de asesinatos y de intrigas políticas. Hoy en día es la residencia oficial de la familia real cuando visita Escocia.

The Scotch Whisky Heritage Centre. Ofrece una ruta guiada por el proceso productivo de la bebida más popular del país. A las afueras de la ciudad hay varias destilerías en las que también os pueden informar al respecto.

– El Parlamento de Escocia. Es uno de los edificios más modernos que existen en la ciudad, apenas tiene unos años, y ello se debe a que han tenido que pasar tres siglos para que Escocia pudiera volver a tener su propio parlamento, independiente del de Inglaterra.

The Writers’ Museum. Está dedicado a tres de los escritores más ilustres del país. A saber: Robert Burns, Sir Walter Scott y Robert Louis Stevenson.

– The National Gallery of Scotland. Ubicada en Princess Street, una de las calles que deben ser visitadas, acoge una colección pictórica de importantes artistas desde el Renacimiento hasta la actualidad.

– The National Museum of Scotland. En su interior se encuentran los secretos de la historia de toda una nación, de sus gentes y su cultura bajo un mismo techo.

– El yate Royal Britannia. Después de casi un millar de travesías oficiales, el antiguo yate Royal Britannia disfruta de una segunda vida en el puerto de Leith de Edimburgo.

– Los fantasmas de Edimburgo. Constituyen en sí toda una atracción y se dice que están ocultos en la parte baja de la Milla Real, donde antaño se produjeron crímenes de todo tipo.

Festivales de Edimburgo.  Son muchos, y de lo más variado, los que se celebran a lo largo de todo el año. Si vais en agosto es seguro que coincidiréis con varios.

Por supuesto, como en otras tantas ciudades, contáis con la posibilidad del bus turístico, el ya famoso City Sightseeing. Podéis informaros y reservar en:

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top