Shieldaig, la relajante bahía del arenque

Shieldaig

El significado de Shieldaig ya es de por sí curioso, la Bahía del Arenque. Y es que, según cuentan sus propios habitantes, muy orgullosos, por cierto, aquí es donde se pesca el mejor arenque de toda Escocia, ya desde los tiempos en el que los vikingos dominaban sus aguas.

El pueblo en sí nació gracias a las subvenciones que en 1800 entregó el gobierno de Napoléon. No sabemos si es porque a Napoleón también le encantaba el arenque o no, lo cierto es que, a pesar de que en 1815 su gobierno se vino abajo, Shieldaig continuó adelante. Hoy en día, su lago del mismo nombre, ya no sólo da muy buenos arenques, sino también mejillones y langostinos.

Los que residen en Shieldaig todo el año apenas llegan al centenar de habitantes, y eso que la zona es una de las más bonitas de Escocia. Sheldaig es un pueblo pintoresco, con impresionantes puestas de sol y un hotel de lujo que atrae a muchos turistas. La isla de Sheldaig se encuentra frente al pueblo, y está cubierta de pino silvestre. Se cree que estos árboles se plantaron hace 130 años.

Como ocurre con muchos otros pueblos pequeños de Escocia, Sheldaig también tiene su particular saco de leyendas. La iglesia de Shieldaig fue construida en 1825, y en 1893 su sacerdote decidió romper todos sus vínculos con el cristianismo para, junto con el sacerdote de Raasay, fundar la Iglesia Presbiteriana Libre.

Hay muchas cosas que podéis ver en Shieldaig, sobre todo en sus alrededores. Os recomendamos sobre todo Balgy Falls, unas preciosas cascadas que no deberíais perderos, así como las montañas de Bein Alligin y Torridon. El Centro de Torridon, precisamente, ofrece rutas de senderismo y paseos. Acercaros también al Deer Museum, donde veréis una gran variedad de venados, entre ellos el poco común venado rojo.

Y es que Shieldaig ofrece a todos los que os acerquéis la oportunidad de vivir lo que es un pequeño pueblo escocés, muy tranquilo. Los alojamientos van desde los hoteles de lujo, a dormir bajo las estrellas haciendo camping. En los alrededores de Shieldaig también se puede pescar, hacer senderismo, mountain bike, jugar al golf o bañarse en las playas.

En definitiva, Shieldaig es un destino evocador, muy relajante, ideal para una escapada romántica de fin de semana.

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top