Glasgow celebra el centenario de la School of Art

Glasgow School of Art

Charles Renie Mackintosh es uno de los habitantes de Glasgow más conocido de todos los tiempos. Es más, si el no hubiera existido la segunda ciudad más importante de Escocia no sería tal y como la conocemos actualmente. Es por ello que una fecha tan señalada como un centenario es celebrada por toda la ciudad con gran entusiasmo.  Y más aún si es para conmemorar que hace cien años fue cuando este célebre diseñador y arquitecto creo la Glasgow School of Art.

Es, sin lugar a dudas, el edificio más emblemático del que se considera creador del denominado como estilo Glasgow. Se trata de su pieza más emblemática y a la que se le tiene un especial cariño. Es por ello que su centenario se ha interpretado como la celebración del momento culmen de su carrera. Así, a lo largo del presente año, que ya está a punto de acabar, se han organizado numerosos eventos con los que se ha tratado de recordar la labor desarrollada por Mackintosh.

Y estos actos no sólo se han limitado a su edificio más singular, sino que se han trasladado a todos y cada uno de los que diseñó a lo largo de toda la ciudad. A pesar de que su vida no fue muy larga, murió a los 60 años, pudo desarrollar gran cantidad de edificios, alguno de los cuales realizó gracias a la colaboración de tres compañeros suyos: James Herbert McNair y las hermanas MacDonald. Una de ellas, Margaret acabó casándose con el afamado arquitecto y disfrutando con el de su etapa más gloriosa.

Aprovechando la celebración del centenario de The Glasgow School of Art vamos a hacer un repaso por algunas de las obras más destacadas de Mackintosh, algo que os puede resultar de utilidad si tenéis pensado viajar a la ciudad escocesa, porque os encontraréis, incluso de un modo casual, con muchas de ellas. The Hill House o The Mackintosh House son algunos de los alojamientos diseñados por el arquitecto, cuya zona de trabajo no se limitó a la propia ciudad, sino también a sus alrededores. Sin embargo, más conocidas son sus piezas más espectaculares, como The Mackintosh Church, en Queen’s Cross o The Scotland Street School Museum.

Si queréis visitar alguno de estos lugares o participar de alguno de los recorridos que se realizan en la ciudad tras los pasos del arquitecto de Glasgow es recomendable hacerse con la tarjeta Mackintosh, que se puede adquirir en las oficinas de turismo, en los quioscos de la SPT (Strathclyde Passenger Transport) y en todas las atracciones relacionadas con el afamado diseñador. El precio es de 12 libras y con ella se puede entrar en 11 atracciones vinculadas con el arquitecto.

Foto Vía Flickr

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top