La Ruta del Whisky en la isla de Islay

Destileria Ardberg

Si Escocia es el país por excelencia del whisky, dentro de él, la isla de Islay, es uno de los rincones más venerados por los amantes de esta bebida. Islay es una isla diríamos que misteriosa, casi aislada en el mar. Sin embargo, es el lugar santo para los bebedores de whisky. La costa sur alberga un trío de destilerías, Laphroaig, Lagavulin y Ardbeg, que se encuentran entre las mejores del mundo.

Pero quizás Islay tenga algo más que ofrecer que destilerías de whisky. Vamos a comenzar nuestra ruta del whisky en Islay por el extremo nororiental, en Bunnahabhain, donde se encuentra una destilería, fundada en 1881. Esta destilería produce un whisky suave, de sabor afrutado. Elabora un whisky de doce años magnífico, con un pequeño toque a costa delicioso.

No lejos de Bunnahabhain se halla la destilería de Caol lla, en Port Askaig. Fue fundada en 1846, y se halla en una bahía con vistas al sur de la isla de Jura. Sus whiskies son conocidos por su dulzura equilibrada, como por ejemplo el whisky de 18 años que producen. Tiene un color oscuro, hecho a base de hierbas de heno.

Bruichladdich es una destilería conocida por el sabor a fruta de sus whiskies. Un ejemplo de ello es su whisky de doce años. Cerca del centro de Islay se halla la destilería de Bowmore, en la ciudad del mismo nombre. Esta destilería no produce un whisky tan suave como los del norte de la isla. Su whisky tiene 18 años, de color oscuro y sabor afrutado, quizás con unas notas de ciruela.

La costa sur de Islay produce un whisky único y distinto. Allí tenemos Laphroaig, una de las destilerías que más vende en el mundo. Su whisky es espeso y algo pegajoso al paladar, aunque rápidamente deja un delicioso sabor a miel.

No lejos de allí encontramos la destilería de Lagavulin. Dicen que uno de los mayores fans de esta destilería es el actor Johny Depp. Sus whiskies tienen un aroma excelente, y el mejor que elaboran es el de doce años, que a veces se compaña con especias picantes.

Pero quizás la mejor destilería de todas sea la de Ardbeg. Uno de sus clásicos, el Uigeadail, fue elegido en el 2009 como el mejor whisky del mundo. De 100 puntos, los críticos le dieron una nota de 97.5. Tiene un sabor afrutado, pero más bien tirando a miel y café recién tostado.

Como véis, los whiskies de Islay son altamente recomendados si váis por Escocia. Pueden ser afrutados o suaves, y están entre los mejores del mundo. Una ruta como esta es imprescindible de hacer si queréis conocer la isla de Islay.

Sigue leyendo sobre:

La isla de Islay, calma y belleza

El whisky escocés

Foto Vía Discover Islay

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top