El Puente de Erskine en Glasgow

Puente de Erskine

Siempre le he tenido mucho respeto a los puentes. La verdad sea dicha, me ha gustado más contemplarlos que cruzarlos. Es una manía más que he añadido al vértigo que me producen las alturas. Pero tambien, gracias a esta contemplación, los admiro mucho más. Los siento como inalcanzables, imposibles de atravesar sin un respingo de emoción.

Es lo que me sucedió cruzando el estuario del río Clyde, al oeste de Escocia, cuando no tuve más remedio que atravesar el Puente Erskine si quería continuar mi camino. El puente une el centro sur de Escocia con las carreteras del norte. Mi destino era el Lago Lomond, e irremisiblemente, tenía que cruzar el puente. Las emociones fueron demasiado fuertes.

Situado, como os decimos al oeste de Escocia, el Puente Erskine cruza el río Clyde. Se trata de un puente de viga tubular. Mucho más respeto me causó el camino de vuelta, cuando supe que, mientras se construía un puente similar en Australia, se derrumbó, haciendo que las obras del Puente de Erskine se detuvieran para cumplir con unas nuevas formas de seguridad.

Este puente fue un puente de peaje hasta el 2006. Fue inaugurado en 1971 por la Princesa Ana. Diseñado por Willliam Brown, mide más de 1.400 metros. Conecta la ciudad de Erskine, en Renfrewshire, con Old Kilpatrick, en Dumbartonshire. En realidad se construyó para ayudar a reducir el tráfico que llega desde el oeste de Glasgow. Hoy en día lo tienen que cruzar todos los turistas que se dirijan al Lago Lomond.

Se estima que más de 35.000 vehículos cruzan el puente cada día. Dado que se han eliminado los peajes, el tráfico, cómo no, ha aumentado, pero en realidad no hay cifras oficiales que así lo atestigüen. Sin ir más lejos, para aprovechar esta afluencia de tráfico se construyó el Erskine Bridge Hotel, muy popular entre los viajeros que llegan a Glasgow, que tienen unas vistas especiales del puente y el río.

Cruzarlo es una maravilla, a pesar del vértigo que algunos podamos sentir. Os lo recomiendo, a pesar de todo.

Foto Vía Flickr

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top