Los mercados de agricultores, una agradable visita

Mercado en Escocia

Son muchas las sorpresas que Escocia reserva al visitante y que se convierten en un auténtico placer. Normalmente ese deleite sólo se produce a través de la vista, pero en algunas ocasiones se puede disfrutar con los cinco sentidos. Es el caso de las visitas a los mercados de agricultores que se celebran en diversas partes de la geografía escocesa. Suponen un regreso a varios siglos atrás cuando la  gente del campo se encontraba para ofrecer lo mejor de sus huertas a cambio de unas monedas.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces hasta ahora, pero lo que no lo ha hecho es el sinfín de aromas y colores que se dan cita en forma de diversos puestos callejeros. Existen varios mercados de estas características que permanecen casi inamovibles a pesar del paso del tiempo y que os podéis encontrar en Glasgow, Perh, Aberdeen, Inverness y Edimburgo. Aún así, en los últimos años han sufrido una modernización, en lo que se refiere a su organización interna, hasta dar lugar a la Asociación de Mercados de Granjeros Escoceses.

Los productos salidos de la huerta, así como algunos quesos y embutidos, son los productos que uno espera encontrarse en este tipo de mercados aunque, realmente, hay muchas más cosas. Así merece la pena dejarse llevar por el aroma de los jabones naturales, el delicioso sabor de las conservas o de las mermeladas caseras o el griterío con el que los carniceros y pescaderos revolucionan las mañanas en el mercado.

Echar un vistazo a los puestos de dulces hace que sean muchos los que deseen volver a ser niños para darse un buen festín; lo mismo que al ver los panes recién salidos del horno o los ricos derivados lácteos que se han elaborado en algunas granjas cercanas. Estos mercados son uno de los mejores lugares para conocer lo mejor de la gastronomía escocesa.

Lo más importante de todos estos productos es que tienen garantizada la calidad lo que, normalmente, no está reñido con un buen precio ya que, en ocasiones, hasta se puede llegar a regatear con los comerciantes. Se puede disfrutar de una amplia variedad de productos siendo consciente de que no han sido elaborados con productos industriales ni han tenido que haber viajado cientos de kilómetros para llegar hasta nosotros. Esto hace de los mercados de agricultores escoceses una visita más que recomendada si tenéis ocasión. No es difícil encontrarse con ellos, dado que se celebran, normalmente una vez a la semana, pero en numerosas localidades diferentes, por lo que es fácil que es encontréis con uno de estos  mercados, o varios, si realizáis un recorrido por el país.

Foto Vía Flickr

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top