Glen Etive, la joya más misteriosa de Escocia

Glen Etive

Para una aventura turística no hay nada mejor en Escocia que Glen Etive. Es un lugar tan aislado que muchos turistas se han perdido en el camino. Situado en la carretera entre Rannock Moor y Glen Coe, el camino hasta Glen Etive es una simple vía estrecha, conocida sólo por aquellos que se atreven a transitar por ella.

Pero no os asustéis. Las impresionantes vistas, unos paisajes magníficos y una naturaleza sin igual son lo que los valientes senderistas traen luego a buen recaudo en sus cámaras de fotos. Glen Etive es único, en el sentido de que en él no hay ningún pueblo ni ninguna ciudad. Los espacios abiertos sólo ofrecen belleza, belleza y belleza.

Nada más comenzar nuestro camino descendemos hasta las ruinas de lo que debió ser un muelle muy transitado. Hasta aquí llegaban los barcos desde Oban, bordeando el Lago Etive. Glen Etive se halla en la parte superior del lago, y aún hoy operan una serie de embarcaciones, aunque un poco más abajo. Pero sobre todo, son los senderistas y los valientes los que se aprovechan de todo este pintoresco paisaje.

Las rutas de senderismo recorren impresionantes valles y colinas. Veréis sobre todo los maravillosos cerros de Buachaille Etive Beag y Buachaille Etive Moor. Los caminos de montaña de estas tierras altas nos llevan hasta espectaculares vistas y paisajes inolvidables.

Uno de los mayores atractivos de Glen Etive es Ben Starav. Ben Starav es una cadena montañosa que se encuentra a una altura de 1.078 metros. Desde ella tenemos una maravillosa perspectiva del Lago Etive y Glen Etive en su conjunto, además de Glas Bheinn Moor, de 997 metros.

Para aquellos que os den vértigo las alturas, no es muy recomendable escalar hasta Ben Starav. Muchos de los amantes de la fotografía se acercan hasta Glen Etive antes del amanecer y al atardecer. Las ruinas del muelle, las tranquilas aguas del lago y las montañas que nos rodean nos invitan a realizar las mejores fotografías que hayamos podido hacer nunca.

Parece como si Glen Etive fuera un lugar de otro mundo. Es por esta razón por la que los excursionistas que lo han visitado sólo están deseando volver algún día, para disfrutar de nuevo de una de las joyas más intrigantes de Escocia.

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top