Vivir Halloween en Edimburgo

Halloween

Edimburgo es una de las ciudades que aglutina en su pasado más historias terroríficas y sangrientas y no cabe duda de que debe ser de la que más fantasmas conserva por sus calles. El frío que hace durante buena parte del año invita poco a la gente a salir, lo que ayuda a crear ese clima de miedo y a que, a día de hoy, se mantengan vivas muchas de las leyendas que se gestaron hace años. Ante esta perspectiva, ¿os imagináis una ciudad mejor para pasar Halloween, la noche más terrorífica del año?.

Aunque en España es una fiesta que aún no está muy extendida, no cabe duda de que vivir la noche del 31 de octubre en Edimburgo ha de ser toda una experiencia. Y es que la propia ciudad pone mucho de su parte para aterrorizar al visitante. Basta pensar en sus estrechos y oscuros callejones medievales, en los cementerios medievales que contienen infinidad de revelaciones escalofriantes o en como las piedras que cubren el suelo del casco histórico hacen retumbar las pisadas de los zapatos. Sólo con esto ya se tiene el ambiente preparado para que la gente pase una noche de auténtico terror.

¿Qué hacer en Halloween en Edimburgo?

Por si esto fuera poco Edimburgo ofrece a lo largo de todo el año actividades relacionadas con fantasmas y crímenes pasados, pero que en el fin de semana de Halloween se celebran aún con mayor intensidad y constituyen una ruta que se ha dado en llamar la fantasmagórica. Dentro de ella se encuentran diversas atracciones, como es el caso del tour Mary King’s Close, que transcurre por los pasadizos subterráneos que hay bajo la Milla Real o Royal Mile. Aunque para conocer a alguno de los más famosos fantasmas de la capital escocesa nada como el Ghost tour y The Edinburgh Dungeon, que recorre las callejuelas y cementerios de Edimburgo al encuentro de tan macabros personajes.

Si esto os parece poco podéis daros un paseo por el entorno de la actual Universidad de Edimburgo, que era el lugar por el que merodeaban Burke y Hare, los más conocidos saqueadores de tumbas. Su ambición llegó a tal extremo que llegaron a matar gente a fin de poder, posteriormente, vender sus cadáveres a los estudiantes de Medicina. Tras haber pasado tanto miedo a buen seguro que será preciso llenar el estómago y la recomendación que hacen desde Edimburgo es pasarse por The Witchery by the castle, edificio ahora reconvertido en restaurante de moda, pero que antaño fuera un lugar en el que se practicaba brujería.

Además de celebrar Halloween, el último día del mes de octubre marca el místico Samhain (Año Nuevo Celta), lo que sirve de pretexto para convertir la Milla Real en una espectacular noche de cuentos, tambores y fuegos artificiales a cargo de la Beltaine Fire Society.

Sigue leyendo en:

 

Foto Vía Flickr

Tags: , ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top