La dama del lago, la leyenda del lago Katrine

Katrine

Las leyendas y los lagos son dos elementos característicos de Escocia y si los unimos dan lugar a variopintas historias. Quizá la más conocida sea la del lago Ness y el monstruo que habita en su interior. Más antigua es la leyenda que existe entorno al lago Katrine y sirvió para inspirar uno de los poemas más famosos del archiconocido escritor Walter Scott. No fue el único, la dama del lago ha servido como inspiración a más autores, músicos o cineastas.

Lo más curioso de la leyenda es que ni siquiera está muy clara. Se sabe que proviene de la época del rey Arturo y la mesa redonda. Aún así podría haber habido numerosos personajes que han ido desapareciendo con el paso de los años y que han acabado por englobarse dentro del mismo nombre. Aún así, se cree que el origen de esta historia se encuentre en la época celta y que poco a poco se fuera transformando hasta llegar a nuestros días. En aquella época era habitual que a los seres mitológicos se les ubicara en espacios relacionados con agua, como lagos, ríos o fuentes.

Según distintas versiones el nombre de la dama en cuestión pudo ser Niniana, Viviana, Vivieane, Nine o Nimue. Tampoco está claro si se trata de un personaje humano que ha conseguido poderes mágicos o si es una mujer que desde el principio es mágico. Lo mismo ocurre con su naturaleza. Hay versiones que le otorgan defectos y virtudes, como si de un ser humano se tratase, mientras que otros la ven como una fémina únicamente buena y otros como un agente del mal.

Lo que si está claro es que la dama del lago es una mujer de gran belleza, con largos cabellos rubios y que viste un amplio vestido blanco y emerge del agua o pasea por los alrededores del lago Katrine, en el maravilloso entorno de las Trossachs. El bucólico paisaje que rodea al lago no hacen sino acrecentar las bellas historias sobre este peculiar personaje.

Regresando a los tiempos del rey Arturo, parte de las leyendas hablan de que fue la dama del lago la que le ayudó a alzar la espada de Excalibur y que fue la madre adoptiva de Lancelot, a quien rescató del agua. Además, la dama del lago se acabó convirtiendo en la amante y aprendiz de Merlín, pero tras la caída de la monarquía y la entrada en desgracia del mago ocurrió con ella lo mismo.

Foto Vía Flickr

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top