Provand’s Lordship, el edificio mas viejo de Glasgow

Provand's Lordship, Glasgow

La historia arquitectónica de Escocia es una de las más ricas que podemos encontrarnos en todo el mundo. Sin embargo, hay una excepción, que se llama Glasgow. La ciudad sufrió una profunda reconversión industrial en el siglo XIX que acabó con casi la práctica totalidad de los pocos edificios que quedaban en pie. Hoy vamos a mostrarte uno que has de recordar visitar si disfrutas de unos días de alojamiento en Glasgow.

Hace unas décadas se decidió olvidar ese pasado industrial y potenciar la economía del turismo, con lo que también empezaron a desaparecer las infraestructuras que habían sido fuente de riqueza durante los años anteriores. Así, a día de hoy, lo que uno se encuentra cuando visita la segunda ciudad escocesa es una cantidad enorme de nuevos edificios, así como otros muchos en construcción, en especial en el entorno del río Clyde.

Atendiendo a la desaparición de edificios que se sufrió durante siglos y siglos no es de extrañar que el edificio más antiguo de los que se conservan en la ciudad sea del siglo XV y se encuentra ubicado en el número 3 de Castle Street, al lado de la catedral de Glasgow. El obispo de la ciudad, Andrew Muirhead, ordenó la construcción del inmueble en 1.471 para que albergase el Hospital de San Nicolás. Probablemente por eso, por la utilidad que tuvo, es por lo que se ha mantenido en pie durante siglos y siglos, inmune a las diversas modificaciones urbanísticas que sufría Glasgow.

Años más tarde se convirtió en la residencia en Glasgow de uno de los canónigos del cabildo de la catedral, un sacerdote al que se le otorga la creación de los impuestos de Balernock (relacionados con los alquileres de las casas). Por ello se le conoció como el señor de la prebenda de Balernock y, posteriormente, El Señor de Provan. De ahí es de donde proviene el nombre actual del edificio: Provand’s Lordship.

Con el paso de los años tuvo nuevas utilidades, la mayor parte de ellas relacionadas con la medicina. De ahí que, actualmente, en la parte trasera de la casa existe un jardín en el que se cultivan numerosas clases de plantas medicionales. A finales del siglo XIX, coincidiendo con la expansión industrial de la ciudad, desaparecieron todos los edificios medievales que rodeaban a la catedral. El Provands Lordship’s fue el único que quedó en pie. Posteriormente, y aprovechando el título de edificio más antiguo de la ciudad, se reconvirtió en un museo.

La vivienda se cedió a la ciudad, para que albergara un espacio museístico y Sir William Burrell cedió su colección de muebles del siglo XVII para que se pueda experimentar una visita a un edificio del medievo, tanto por dentro como por fuera. Además, la vivienda cuenta con una exposición permanente sobre Cuthbert Simson, un sacerdote que vivía en la casa a comienzos del siglo siglo XVI.

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top