El Castillo de Dumbarton, el peñón de Escocia

Castillo de Dumbarton

Con cientos de años de ocupación y ataques, resulta difícil imaginar cómo ha podido sobrevivir el Castillo de Dumbarton, en la ciudad del mismo nombre y a orillas del río Clyde. La entrada a los jardines del castillo se hace a través de un pequeño tramo de escaleras y una puerta exterior del siglo XVIII. Un vistazo a la izquierda en este punto nos llevará a admirar la cúpula centinela de la batería del rey Jorge, que sobresale de la pared de esta parte del castillo.

Sin embargo, es la imponente Casa del Gobernador construida en 1735, quien se llevará buena parte de nuestra atención. La parte superior está todavía hoy ocupada, sin embargo seremos bienvenidos a visitar las piezas del museo que se halla en la planta baja.

Al pasar por la Casa de la Guardia del siglo XVI, un largo tramo de escaleras de piedra detrás de la mansión nos conduce a la parte superior de la Roca. Dentro de la Casa de la Guardia se han hallado los restos más antiguos de la zona, unas lápidas de los siglos X y XI, descubiertas en una de las terrazas del jardín. Además, al pasar bajo el Arco del Rastrillo, del siglo XIV, tendremos la zona más antigua del peñón.

En su momento, esto habría bloqueado el acceso entre las dos plantas, aunque también se usaba como un puente. Se trata de una caminata empinada hasta hasta la parte superior del castillo, pero vale la pena hacerla, ya que tendréis unas vistas magníficas del río Clyde, y del río Leven en la parte occidental.

Hay dos rutas que se pueden hacer a pie desde el Arco del Rastrillo. Una, a través de la cumbre occidental, hasta Craig White Tower, donde no hay nada más que los restos de un molino de viento del siglo XVIII. La otra ruta es la que va hacia el norte, entre las cumbres, donde se vivió la mayor parte de la historia de la Roca.

El único edificio que sobrevive en esta segunda ruta es la prisión francesa del siglo XVIII, usada durante las guerras napoleónicas, que hoy está siendo restaurada. Hubo otro punto de entrada al castillo, la entrada norte, que daba a la ciudad de Dumbarton. Fue por aquí por donde el conde Lennox, a escondidas por debajo de la puerta, capturó el castillo en 1514. Sin embargo, esta entrada está ahora en ruinas.

Foto Vía Rampant Scotland

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top