Cinco rutas de senderismo en Escocia

Inverness, castillo

Escocia se ha convertido en los últimos años en la meca de los amantes del senderismo, gracias sobre todo a sus grandes paisajes vírgenes. Es por ello que la mayoría de oficinas de turismo de cualquier ciudad escocesa ofrecen rutas de larga distancia a pie, favorecidas por la gran cantidad de caminos que hay señalizados a este respecto.

West Highland Way es quizás una de las rutas más interesantes y más largas en Escocia. Tiene 152 kilómetros, y comienza en Milngavie, a las afueras de Glasgow. También se puede iniciar el camino desde el centro de Glasgow mismo, a veinte minutos a pie de Milngavie.

Muchos operadores de turismo ofrecen sus servicios para recorrer esta ruta. El recorrido termina en Fort William, en el corazón de las Highlands escocesas. Os resultará increíble empezar vuestro recorrido en las tierras bajas de Escocia, y caminar a través de las montañas, atravesando el famoso Lago Lomond, Glen Coe, hasta la Escalera del Diablo, para acabar a los pies del Ben Nevis, la montaña más alta de Escocia.

Rob Roy Way es la ruta que sigue los pasos de Rob Roy McGregor, uno de los forajidos más conocidos de Escocia, un luchador de la libertad para muchos. Esta ruta comienza en Drymen, un pequeño pueblo que también se cruza en la West Highland Way. La ruta tiene 126 kilómetros, hasta llegar a Pitlochry, al este de las Highlands. Es una ruta más solitaria que la anterior, sobre todo entre los meses de mayo y agosto.

Great Glen Way se puede hacer como una extensión de la West Highland Way. Son 117 kilómetros que se realizan en cuatro o cinco rutas. La caminata comienza en Fort William y concluye en Inverness, en la costa del Mar del Norte. El punto más interesante de esta ruta es pasear junto al Lago Ness, hogar del famoso Nessie. La Great Glen Way es una de las pocas rutas de larga distancia que puede hacerse también en bicicleta.

Arran Coastal Way es una ruta costera fascinante, de 100 kilómetros, en torno a una de las islas más famosas de Escocia. Se trata de un maravilloso paseo relajado donde se camina a lo largo de la costa, que se extiende hermosa.

Por último, tenemos la Speyside Way, una maravillosa ruta de 148 kilómetros, y que se puede hacer en una semana. La ruta comienza en Buckie, y se viaja hacia el suroeste hasta Aviemore. El paisaje que nos rodea os sorprenderá, en una de las zonas con más destilerías de whisky de toda Escocia.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top