Helensburgh, la cuna de la televisión y el vapor

 Helensburgh

En la costa oeste, las tierras bajas y las Highlands están separadas por el Firth of Clyde, lo que nos lleva directamente al corazón de la ciudad de Glasgow. Pues bien, 35 kilómetros al noroeste de Glasgow, se sitúa la ciudad de Helensburgh, un entramado de callejuelas y amplias avenidas que cuenta con elegantes casas victorianas. Para saciar vuestra curiosidad, aquí nacieron Henry Bell, inventor de la máquina de vapor, y John Logie Baird, inventor de la televisión.

Pero sin embargo, por lo que Helensburgh es más conocida es por su vinculación con el gran arquitecto de Glasgow, Charles Rennie Mackintosh. En la parte superior de la ciudad, en Upper Colquhoun Street, podemos ver Hill House, uno de los mejores ejemplos del buen hacer de Mackintosh. Esta casa fue construida para el editor de Glasgow, Walter Blackie, en 1904, y hoy en día es propiedad del Tesoro Nacional escocés.

La casa es una obra maestra del equilibrio y la perfección. En ella hay mucho arte que admirar, muchos detalles que se nos podrían escapar a simple vista. El uso que Mackintosh hace de la luz natural, el simbolismo en los motivos florales y la oscuridad premeditada de algunos puntos, son características del estilo Art Nouveau introducido en Escocia por Mackintosh.

Después de recorrer la casa, se puede visitar la cocina, que hoy en día se ha convertido en un elegante salón de té, abierto de 13.30 a 16.30 horas. Hill House abre diariamente de abril a octubre, de 13.30 a 17.30 horas. Para llegar a ella desde la estación central de trenes hay que caminar unos tres kilómetros hasta Sinclair Street, girando a la izquierda en Kennedy Street, y luego siguiendo las indicaciones.

El mejor alojamiento para alojarse en Helensburgh es el Commodore Hotel, en West Clyde Street. Tiene 45 habitaciones y tiene unas preciosas vistas al lago. También hay un gran número de Bed and Breakfast, entre los cuales se encuentra Ava Lodge, en Glasgow Street.

Cómo llegar

Hay un servicio diario de ferry desde y hacia Gourock. Helensburgh también tiene dos estaciones de tren, una para los trenes que van y vienen de Glasgow, y otra para los trenes que van y vienen desde Oban y Fort William. La Oficina de Turismo se halla en la torre del reloj, en el paseo marítimo

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top