Isla Fair, el observatorio de las Shetland

Isla de Fair

La Isla de Fair es la isla habitada más aislada de toda Gran Bretaña. Tiene sólo cuatro kilómetros y medio de largo por dos kilómetros de ancho. Apenas cuenta con una población de 70 habitantes, y se la conoce fundamentalmente por su artesanía. Tanto es así que el estilo de vida en la isla se basa en la ayuda mutua entre los habitantes.

Turísticamente hablando, la Isla de Fair es un paraíso para los que gusten de observar aves. La gran mayoría de los visitantes de esta isla son precisamente ornitólogos. Y es que Fair se halla en el camino de muchas aves migratorias. Aquí se han podido registrar y ver más de 340 especies de aves. El observatorio de aves de la isla ofrece alojamiento e invita a los turistas a participar de la contemplación de estas especies.

Además de las aves, se pueden ver más de 240 especies de plantas con flores, haciendo de la isla un maravilloso lugar para los naturalistas. Además, al norte y al oeste, la Isla de Fair cuenta con algunos acantilados, que hacen mucho más atractivo el paisaje.

El observatorio de aves fue idea de George Waterston, un ornitólogo que visitó por primera vez la isla en 1935. En 1948 la compró, y comenzó su tarea de construir el observatorio. En 1954 fue declarada Área Natural. Recientemente, el Consejo de Europa la ha designado como un lugar de extraordinaria belleza natural, así como patrimonio cultural.

El Centro Memorial George Waterston muestra exposiciones de fotografías y detalles de historia natural de la isla, así como la historia de la arqueología y la pesca en la misma. Este centro abre de mediados de mayo a mediados de septiembre, lunes y viernes de 14.00 a 16.00 horas, y miércoles de 10.30 a 12.00 horas.

Hay pocas posibilidades de alojamiento en la isla, y el que hay debe ser reservado con antelación, incluyendo las comidas. El Observatorio de Aves ofrece pensión completa en habitaciones de un dormitorio. Además, tenemos la pensión completa de Schoolton y Upper Leogh. También existe la posibilidad de alquilar cabañas con cocina, para cuatro personas, al precio de 210 libras a la semana. Por lo demás, en la isla no hay ni hoteles, ni bares ni restaurantes.

Cómo llegar

Llegar a la Isla de Fair requiere un poco de paciencia, perseverancia y un estómago fuerte para sobrevivir al ferry que, en un trayecto de cuatro horas y media, nos lleva hasta allí. También se puede tomar un vuelo desde el aeropuerto de Tingwall

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top