Dundee, una gran ciudad industrial

Dundee

Hoy nos vamos a a cercar hasta la ciudad de Dundee, a unos 100 kilómetros al norte de Edimburgo. Se trata de la cuarta ciudad más grande de Escocia, una ciudad industrial muy moderna. El antiguo puerto de Dundee, el Firfth of Tay, fue uno de los más insignes del país. Sin ir más lejos fue el puerto más importante del país desde 1860 hasta la Primera Guerra Mundial. Hasta allí llegaban los grandes buques cargados de lino, mermeladas y confituras.

Abarcando el Firfth of Tay se halla el gran Puente del Ferrocarril de Tay, inaugurado en 1888. Construido sobre el estuario del río, se trata de un puente de unos 3 kilómetros de largo, uno de los más largos de Europa.

Realmente al ser una ciudad industrial, Dundee tiene pocas atracciones en sí misma, pero es un buen lugar para visitar el Castillo de Glamis, uno de los más famosos de Escocia, así como la pequeña ciudad de Kirriemuir, ciudad que citó Sir James Barrie en su obra de Peter Pan bajo el nombre de Thrums. Eso si, Dundee es un buen punto de partida para aquellos que quieran jugar en uno de los campos de golf más famoso del mundo, el Carnoustie. Un buen incentivo para que los apasionados de este deporte.

A unos 6 kilómetros al este de la ciudad se halla el Castillo de Broughty, una fortaleza del siglo XV. Se sitúa concretamente en el pueblo de Broughty Ferry, pueblo de pescadores que fue la terminal de los transbordadores que cruzaban el Fifth Tay. Esta fortaleza fue asediada por los ingleses en el siglo XVI y atacada por los ejércitos de Cromwell en el XVII. Fue restaurada en 1861 como parte de las defensas costeras de Gran Bretaña. Hoy alberga un museo con la historia local de Dundee. La cima del castillo ofrece preciosas vistas de la ría del Tay y el noreste de Fife.

En Dundee también podéis visitar el buque de guerra HMS Unicorn, construido en 1824 por la Royal Navy. Hoy en día es el buque más antiguo de la flota británica. Los visitantes podemos visitar el cuarto de la cubierta, sus cañones y los camarotes y bodegas. Realmente la visita puede resultar muy gratificante.

Para pasar la noche, lo mejor es acercaros a la Plaza Tay donde se halla el Teatro Dundee, donde cada noche pueden representarse óperas, obras tradicionales escocesas e incluso flamenco. Podéis comprar vuestras entradas de lunes a sábado, de 10.00 a 19.30 horas.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top