Escocia en el cine, lugares famosos

Braveheart

Y no lo decimos por su espectacularidad, que también es una característica de muchos de ellos, sino porque han servido, justamente, como escenario para diversas obras del séptimo arte.

En este post haremos un recorrido, en efecto, por aquellos lugares del país que han servido de marco para conocidas películas, en base a lo publicado en la web VisitScotland. ¡Silencio, se rueda!:

– Capilla de Rosslyn: las extraordinarias tallas medievales en piedra de este edificio fueron telón de fondo para la realización cinematográfica del superventas de Dan Brown El Código da Vinci

– Leith: bastante más sórdida es la imagen que de este barrio de Edimburgo nos trasladó el cine a través de la descarnada Trainspotting

– St. Andrews: las escenas de los corredores que abren Carros de fuego, con la música de Vangelis, se rodaron en West Sands

– Glen Nevis: ser uno de los paisajes más espectaculares de toda Escocia le ha valido su selección por parte de numerosos cineastas como marco para películas tan conocidas y dispares como Braveheart o Harry Potter y el cáliz de fuego. También se rodaron aquí partes de Rob Roy: la pasión de un rebelde y Los inmortales

– Cueva de St. Ninian: vinculada a un santo de comienzos del Cristianismo, fue el marco de fondo para varias escenas de El hombre de mimbre

– Crinan: al final de Desde Rusia con amor se incluyen unas escenas de persecución en barco rodadas en las aguas próximas a Crinan

– Cascadas de Dochart: como en el caso de Glen Nevis, el elemento de espectacularidad ha facilitado que esta serie de rápidos hayan aparecido en distintos filmes, como la reciente Casino Royale o la versión de 39 escalones de 1959

– Castillo de Doune: vinculado ya para siempre con la película de los Monthy Python Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores, sigue siendo «lugar de peregrinación» para los fans de este grupo de humoristas.

Como veis, se trata de toda una serie de rincones que unen a su atractivo cultural y/o natural una vinculación con el séptimo arte que no podíamos dejar de destacar.

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top