Centro de Exposiciones del Lago Ness

Centro de Exposiciones del Lago Ness

Durante siglos, los escoceses, y mira que por lo general suelen ser hombres rudos y fuertes, han ido pregonando con cierto hálito de miedo las historias de un legendario monstruo que habita el Lago Ness.

¿Quién no ha oído hablar nunca de él?. Nessie, como lo llaman cariñosamente los escoceses (aunque lo llaman así para perder un poco el miedo ), ya no sólo es sinónimo del lago que ocupa, sino que en la mayoría de las ocasiones, los turistas visitan el lago más bien por el monstruo.

Yo no sólo diría que la mayoría, apostaría a que todos visitan el lago por Nessie. Sin embargo, muy pocas personas, en nuestra era de la ciencia y la tecnología, admiten de buen grado que creen en la existencia de este monstruo marino. Sin embargo, a pesar de que Nessie pudiera no existir, el propio Lago Ness y sus alrededores valen mucho la pena, y hoy os invitamos pues a conocer el Centro de Exposiciones del Lago Ness, una de las atracciones más visitadas en los últimos años de toda Escocia.

Fundado en 1980, el centro ha ido desarrollando hasta ser ampliamente renovado y restaurado en el año 2000. Cuenta con una gran variedad de actividades, presentaciones y exposiciones muy interesantes que nos darán una idea muy clara de la enorme biodiversidad que podemos encontrar en uno de los lagos más famosos del mundo. ¿Qué pensabais, que aquí sólo vive Nessie?.

El Centro cuenta con siete salas, cada una de las cuales se dedica a un tema específico, y en ellas se nos muestra una serie de exposiciones que, realmente, no olvidaremos con facilidad. La exposición está diseñada no sólo para presentar una serie de cifras estadísticas sobre el lago, sino que nos las presentan de una manera muy interesante y divertida. Las historias que se nos cuentan del legendario lago y Nessie resultan fascinantes.

Lago Ness

No necesitáis saber inglés o gaélico para disfrutar de la visita. El recorrido a través de las salas de las que se compone el centro se realiza en once idiomas diferentes, y se completa aproximadamente en media hora. Las presentaciones gráficas se combinan con efectos en tres dimensiones que lo convierten en un lugar para no perderse.

Después de la visita a las exposiciones, podemos pasarnos por las tiendas para comprar algún recuerdo que nos indique que estuvimos en el legendario Lago Ness, y que tal vez, conocimos a Nessie. El centro también cuenta con un restaurante auto-servicio. Las personas con discapacidad no tienen problemas, ya que el centro está adaptado a todas sus necesidades.

Así pues, si os acercáis a Escocia, lo lógico es que visitéis el maravilloso Lago Ness. Y para no quedaros a medias, visitar el Centro de Exposiciones, abierto todo el año. Una experiencia maravillosa.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top