De excursión por la carretera A-9 de Escocia

Dunkeld desde Birnam

¿Os gusta conducir?…  Hoy os voy a llevar hasta la carretera A-9 en Escocia, un lugar que, si consultáis cualquier mapa de carreteras del país, veréis cómo cruza una gran variedad de paisajes diferentes, lugares turísticos de gran interés que bien podrían significar una maravillosa excursión en coche.

La A-9 se extiende desde Inverness a Perth, un sinuoso camino a través de algunos de los paisajes más espectaculares de Escocia. Es un importante vínculo de unión entre las Highlands, las tierras altas, y las tierras bajas.

Justo al norte de Perth se halla el pequeño pueblo de Bankfoot, hogar del Centro del Licor escocés. El centro tiene una sala de degustación, una cafetería y una tienda en la que se pueden comprar licores. La primera de las grandes ciudades que nos encontramos en la A-9 son las de Birnam y Dunkeld. Aunque la carretera no pasa directamente por ellas, un pequeño desvío no nos vendría nada mal.

Birnam y Dunkeld se asientan frente al río Tay y están conectadas por el puente Dunkeld. Birnam tiene una maravillosa exposición de la escritora de cuentos infantiles Beatrix Potter, así como el Birnam Oak, que se rumorea que es el único superviviente del bosque de Birnam que se cita en el Macbeth de Shakespeare.

Camino de Pitlochry

A Dunkeld tenemos que acercarnos a su catedral, algunas de cuyas partes datan del siglo XII. Hay varias pequeñas tiendas interesantes, algunos bares y diversos restaurantes. Una de las tiendas es del aclamado cantautor escocés Dougie MacLean, quien compuso Caledonia, una de las canciones populares más queridas del país. La tienda vende discos, instrumentos de música, y está regentada por su propia esposa, que también es cantante.

A poca distancia de Birnam y Dunkeld se halla el Hermitage, un maravilloso bosque que proporciona un descanso perfecto para la conducción. Continuando hacia el norte de la A-9 pasaremos por Pitlochry, uno de los destinos turísticos más populares en Escocia. Desde allí podemos ir andando hasta la presa de Loch Faskally, donde veremos la maravillosa vista de los salmones saltando sobre el río Tummel. Pitolochry es conocida también por sus tiendas de lana y por las destilerías de Blair Athol. Muy cerca se halla otra destilería, la de Edradour, la más pequeña de Escocia.

Muy cerca de allí se halla Killiecrankie, donde hay un centro de visitantes que narra la historia de la famosa batalla que tuvo lugar aquí. El 27 de julio de 1689, los jacobitas derrotaron a las fuerzas de Guillermo III. La escena de la batalla es un pintoresco lugar sobre la que, los habitantes de la ciudad, cuentan que aún se oyen los quejidos de los soldados que lucharon.

A pocos kilómetros se sitúa la famosa House of Bruar, un punto de venta situado en el lado derecho de la A-9. Se especializa en prendas de vestir hechas con lana de cordero y cachemira. Aquí se pueden comprar algunas piezas exclusivas a un precio único, incluyendo obras de arte rural contemporáneo escocés.

Aviemore

La pequeña ciudad de Dalwhinnie se sitúa en la parte superior de Loch Ericht y es el hogar de la mayor destilería de toda Escocia. La destilería, de color blanco, se ve perfectamente cuando nos acercamos a la ciudad y tiene un centro de visitantes con visitas frecuentes.

El pueblo de Newtonmore aloja la atracción de Waltzing Waters, un espectacular show que combina música, luces y agua. Newtonmore también tiene una pintoresca colina con campos de golf y contemplar los maravillosos 10 kilómetros de Wildcat Walk, con una gran cantidad de paisajes. Muy cerca de Newtonmore se halla Kingussie, que alberga el Museo Folklórico de las Highlands y el Parque de Vida Silvestre.

Aviemore es un paraíso para los fanáticos de los deportes de invierno, ya que la ciudad ofrece un lugar ideal explorar la cercana Caringorms. La ciudad en sí nos da la sensación de ser una localidad insertada en los Alpes, con varias tiendas de esquí. También tenemos la oportunidad de recorrerla en un tren de vapor.

Entre Aviemore e Inverness se puede tomar un desvío que nos acerque hasta el pueblo de Tomatin, con su monumento conmemorativo en honor a los soldados jacobitas fallecidos en la batalla de Killiecrankie.

Hasta hace poco esta carretera sólo unía Inverness y Perth, aunque a medida que se ha ido haciendo más turística, se han construido desvíos. En verano sí que se ve una gran cantidad de turistas, por lo que hay que ir con cuidado y prestar especial atención a la carretera. Si queremos ver los paisajes y las ciudades, mejor pararnos en ellas y hacerlo con tranquilidad.

Reserva tu vehículo en: Alquiler de coches en Escocia

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top