Haddo House, un agradable paseo en Aberdeen

Haddo House

Situada a unos treinta kilómetros al norte de Aberdeen, Haddo House nos dio la bienvenida con la sonrisa abierta de aquel lugar que sabe que nos fascinará. Su terraza rodeada por los bellísimos jardines, las caballerizas, el salón de té o la tienda de regalos en la Haddo Country Park, eran sólo un leve preámbulo del tranquilo paseo entre monumentos, lagos y maravillosos paisajes que nos aguardaban.

La rama de la familia Gordon que se convirtió en señores de Aberdeen, y más tarde en marqueses de Aberdeen, vivieron en este lugar durante 500 años. Posiblemente el más notable miembro de esta familia y ex-residente de Haddo House haya sido George Hamilton Gordon, cuarto señor de Aberdeen y que fue Primer Ministro inglés entre 1852 y 1855. Desde 1979, tras la muerte del cuarto marqués, Haddo House pasó a ser propiedad del National Trust de Escocia.

Este fabuloso edificio de estilo georgiano fue diseñado por el renombrado arquitecto escocés William Adam para el segundo señor de Aberdeen, y se concluyó en 1732. El interior de la casa fue totalmente reformado en 1880 por la empresa londinense Wright & Mansfield a petición del conde y la condesa de Aberdeen que vivían en él en ese momento. Ése es el aspecto que presenta hoy en día la casa, con la mayoría de sus muebles de finales del XIX.

Haddo House contiene una extensa colección de arte, que incluye una serie de 85 pinturas de castillos del pintor escocés de la época victoriana James Giles (1801-1870). Hay también numerosos retratos del siglo XIX de políticos británicos y retratos de familia, así como obras de Pompeo Batoni, Thomas Lawrence, Salvator Rosa, John Norrie, John Russell y William Mosman.

Varios miembros de la familia Gordon fueron talentosos artistas y ejemplos de sus trabajos cuelgan de las habitaciones de la Haddo House. Una magnífica colección de fina porcelana, cristalería y plata dorada también se muestra entre los objetos más preciados de la casa.

La hermosa terraza con sus jardines, sus fuentes, sus árboles y arbustos, proporcionan un entorno tranquilo a todos aquellos que os dediquéis a visitar este lugar encantador. Hay una pequeña capilla junto a la casa y un teatro conocido como Haddo House Hall. El salón de té ofrece deliciosos dulces y bebidas.

Sin duda que una visita a Haddo House os resultará un agradable paseo para toda la familia.

Puedes seguir leyendo en:

Qué ver en Aberdeen

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top