Cape Wrath Trail, la ruta más hermosa de Escocia

Great Glen Way

El Cape Wrath Trail, o ruta del Cabo Wrath, es un recorrido de 300 kilómetros a lo largo de la costa oeste de Escocia que atraviesa las Highlands. Está considerado por los más avezados excursionistas como una de las rutas de senderismo más difíciles de todo el Reino Unido. Aún así, aquellos que la han hecho aseguran que la experiencia resulta altamente gratificante.

La ruta discurre entre Fort William y el Faro de Cape Wrath, que se sitúa en la punta noroeste de Escocia. Cape Wrath Trail conecta con el West Highland Way así como la Great Glen Way. Estos tres senderos están catalogados como los más largos del país, y se pueden recorrer en coche, a pie, en bicicleta o a caballo.

Realmente la ruta es complicada, ya que apenas hay instalaciones de ningún tipo a lo largo de la misma, y abarca algunas de las regiones más remotas de Gran Bretaña. Sin embargo, quienes os queráis sentir aventureros en Escocia, esta ruta es la ideal. Porque la recompensa es muy grande. Nos encontraremos con los paisajes más hermosos de Escocia.

Algunos de los accidentes geográficos más notables que nos vamos a encontrar en esta ruta son la Reserva Nacional de Beinne Eighe, la cascada Aliunn, la península de Knoydart, el lago Duich, las cataratas de Glomach, la bahía de Sandwood y las montañas de Torridon y An Teallach.

Las montañas de An Teallach

La ruta comienza justo en las afueras de Fort William, concretamente en Banavie, atravesando el Great Glen hasta el lago Lochy, antes de pasar al norte y contemplar Glen Garry y Glen Shiel hasta la población de Strathcarron. El camino serpentea atravesando las montañas al sur y al norte de Torridon, que está llena de vida silvestre, como la zona comprendida entre el lago Maree y el pequeño lago Broom.

Una vez que los excursionistas llegan hasta las empinadas estribaciones de Ullapool y superan el Oykel Bridge, deben prepararse para hacer frente a los tramos del camino más salvajes y remotos, serpenteando a través de las montañas de Inchnadamph y Kylesku, tomando rumbo a Rhiconich y luego a Kinlochbervie.

El tramo final de la ruta nos lleva a través de la bahía de Sandwood y el acantilado del Faro de Cape Wrath. Mirando a través del océano podemos imaginar a tantos y tantos marineros que ansiaban con ver la luz de este remoto faro, construido por Robert Stevenson en 1828. Con esa misma ansia, un siglo más tarde, es con la que concluimos nosotros esta ruta idílica y absolutamente maravillosa.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top