Dunfermline, la antigua capital de Escocia

La Abadia de Dunfermline

La ciudad de Dunfermline nos ofrece una amplia gama de posibilidades para los turistas y es un excelente lugar para poder explorar el resto de Escocia. Dunfermline fue la antigua capital del país, situada en la región de Fife, una ciudad cargada de historia. Tiene muchas atracciones turísticas, con una amplia selección de hoteles y alojamientos.

Dunfermline fue en su momento el hogar de la realeza escocesa. Sin ir más lejos, once reyes y reinas están enterrados aquí. La abadía de la ciudad, del siglo XII, es conocida por ser el lugar de descanso del rey Robert de Bruce, aunque su corazón reside en la ciudad de Melrose. Dunfermline fue la capital de Escocia hasta 1603.

A lo largo de la ciudad podemos ver grandes recuerdos de uno de los hijos predilectos de la ciudad, Andrew Carnegie. El empresario y filántropo donó varios edificios a la ciudad, como el teatro Carnegie Hall. Su lugar de nacimiento, una pequeña cabaña, alberga hoy un museo con su historia. Una estatua de Carnegie se puede ver en Pittencrieff Park, conocido como la Glen, otro de los lugares que el empresario donó a la ciudad.

La abadía puede ser visitada por los turistas, así como las impresionantes ruinas del palacio que están cerca. Cerca de aquí se encuentra la Casa del Abad, un edificio del siglo XV pintado de color rosa. El Glen está abierto todos los días y es el hogar de una amplia variedad de vida silvestre, incluyendo pavos reales y ardillas. Acoge también un impresionante invernadero donde se pueden contemplar una gran variedad de plantas tropicales.

Carnegie Hall

En la esquina de Chalmers Street se encuentra la Cueva de Santa Margarita. Los visitantes entran a través de un pequeño edificio y descienden a un arroyo subterráneo, donde oraba la reina Margarita. La cueva abre todos los días y la entrada es gratuita. Santa Margarita vivía originalmente en una torre junto a su marido Malcolm Canmore. Los restos de esta torre se pueden ver en la Glen.

Carnegie Hall alberga regularmente grandes espectáculos, al igual que el recientemente reformado Teatro Alhambra. Música en directo podemos encontrarla en varios lugares más pequeños de Dunfermline, como Molloys PJ, la Taberna de Bruce o el Rincón de la Música. La ciudad tiene un rico patrimonio musical, con grandes talentos de la música local que nacieron aquí, como la cantante Barbara Dickson.

Debido a su ubicación central, Dunfermline es un lugar ideal para alojarse mientras recorremos Escocia. Edimburgo, Glasgow, Perth y Saint Andrews se encuentran a una hora de coche. A diferencia de las grandes ciudades, Dunfermline tiene un tráfico mucho más fluido, contando con excelentes conexiones de transporte público. Hay una gran frecuencia de trenes hasta Edimburgo y una estación de autobuses con conexiones a todas las principales ciudades escocesas.

En coche, Dunfermline está a sólo cinco minutos de la autopista M-90.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top