Alojamientos curiosos en Escocia

Hotel Faro de Corsewall

Escocia tiene lugares imprevisibles. Seguro que todos optamos por alojamientos comunes, en ciudades conocidas, para no llevarnos quizás una sorpresa desagradable. Si queréis algo original a la par que interesante y acogedor, no os mováis de ahí durante un par de minutos. Desde un faro a una isla privada, Escocia tiene alojamientos para todos los gustos y para todos los bolsillos.

El Hotel Faro de Corsewall , en Stranraer, fue concluido en 1815. Es un faro que aún funciona hoy en día. El edificio tiene un magnífico restaurante y una interesante selección de habitaciones. La más lujosa es la Suite del Faro o la Suite del Canal del Norte, ambas de carácter privado que ofrece maravillosas vistas a las islas de Arran, e incluso, si el día está despejado, a la vecina Irlanda.

El hotel es un lugar ideal para un descanso relajante o una boda íntima. Cualquier persona puede disfrutar de la visita a este Faro, ya que no sólo está abierto para los residentes.

Manderston House, en Duns, ofrece uno de los alojamientos más lujosos de Escocia. Es un edificio eduardiano de 109 habitaciones, con unos amplios jardines. No hace falta ser residente para visitar tanto el edificio como los jardines. La casa cuenta con una escalera de plata y se enorgullece de un servicio a los clientes exquisito. La cena es muy suntuosa, con servicio de mayordomo, al más puro estilo británico. Muy cerca se encuentra la histórica ciudad de Duns.

La Torre de Fenton

La isla de Sanda se encuentra entre Escocia e Irlanda del Norte. La isla es de propiedad privada y hasta hace poco era sólo un lugar de cultivo. Los propietarios la han abierto al público y ofrece una maravillosa posibilidad de alojamiento. Hay posibilidades de alquilar pequeñas casas de campo así como acampar.

En el 2003 abrió en la isla un nuevo pub, la Taberna de Byron Darnton. Toma su nombre de un periodista del New York Times muerto en la zona en la Segunda Guerra Mundial. La isla cuenta también con un faro, restos de una antigua capilla y uno de los cuatro observatorios de aves en Escocia. Hasta esta isla se puede llegar a bordo de un ferry que parte desde la ciudad de Campbeltown.

La Torre de Fenton, en North Berwick, es un histórico lugar para alojarse. Se encuentra entre Gullane y North Berwick en Easth Lothian. La torre fortificada data del siglo XVI y ahora funciona como un único hotel, repartido en cinco plantas. Los huéspedes pueden contemplar desde aquí unas vistas panorámicas de los alrededores de las almenas. Es el lugar ideal para explorar la región. Los atractivos cercanos incluyen el Museo de Vuelo en East Fortune y muchos campos de golf. Además, está muy cerca de Edimburgo.

¿Cómo lo véis?. Lugares paradisíacos para pasar una maravillosa noche en Escocia. Mucho mejor que un alojamiento común y corriente en alguna de las grandes ciudades, ¿no?

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top