Achiltibuie, un remanso de paz en la costa escocesa

Achiltibuie

Yo sé que muchos de vosotros elegís Escocia por la paz y la tranquilidad que se respira en muchos de sus rincones. ¿Queréis saber cuál es quizás el mejor lugar para sentir estas emociones?. Una ciudad remota, que yo apenas la conocía antes de verla, pero que, a pesar de su exótico nombre, casi impronunciable la primera vez, existe. Estamos hablando de Achiltibuie

Normalmente, cuando pensamos en Escocia se nos vienen a la mente las imágenes de la música de las gaitas, el Lago Ness, la tradicional falda escocesa. La mayoría de las personas acuden a ciudades bulliciosas como Glasgow, Edimburgo, Inverness. Pero otras prefieren buscar como os decíamos un poco más de tranquilidad, un sosiego que estas ciudades no dan, pero sí nuestra encantadora Achiltibuie.

Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías, Achiltibuie no es un lugar desconocido, y su turismo ha ido incrementando poco a poco.

Esta pequeña población se localiza en la costa atlántica del noroeste escocés, más concretamente en la península de Coigach, desde la que tendremos una impresionante vista de las islas cercanas al país. Aquí os encantará ver el Hydroponicum, un jardín botánico maravilloso, así como las magníficas playas, las majestuosas montañas que rodean Achiltibuie, y los grandes campos verdes en donde pastan los rebaños de ovejas.

Justo al sudeste de Achiltibuie se encuentra Ullapool, un pequeño pueblo de pescadores en el Lago Broom. Al norte se halla Inverpolly, hogar de pintorescos ríos, montañas, bosques de pinos y algunas de las formaciones rocosas más antiguas del mundo. Asimismo veréis el Lago Fionn, un precioso lago cercano en el que descansar, a los pies de la montaña Sullivan.

Sin duda alguna, Achiltibuie es un lugar encantador lleno de paz. No penséis encontrar grandes edificios arquitectónicos ni nada por el estilo. Aquí prima la naturaleza, el silencio, el bullicio de las olas sobre los acantilados. Los verdes prados serán el mejor indicativo de un rincón fundamental. Casi un retiro espiritual os espera.

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top