Perth, el corazón de Escocia

Perth

La ciudad de Perth es uno de los mejores y más populares destinos turísticos en Escocia. A pesar de no ser aún realmente una ciudad, conserva un buen ambiente cosmopolita. Construida a orillas del río Tay, se halla casi en el centro del país, un lugar perfecto para movernos. Perth cuenta además con muchas atracciones que nos mantendrán entusiasmados en nuestro viaje por Escocia. Las opciones de alojamiento son muchas, desde hoteles a pequeñas casas para huéspedes.

Perth tiene actualmente una población en torno a los 45.000 habitantes. En la época medieval se conocía como Saint John’s Toun, nombre que hoy acoge el equipo de fútbol de la ciudad, el Saint Jonhstone. A lo largo de los siglos, Perth fue invadida en numerosas ocasiones, pero finalmente se estableció como un importante centro comercial.

Su ubicación sobre el río Tay la convirtió en uno de los puertos más emergentes del país. Muy cerca de aquí se halla la Abadía de Scone, eran coronados los reyes de Escocia, hasta el siglo XIII, terminando con Alejandro III.

Qué visitar en Perth

Perth tiene una amplia gama de lugares de interés cultural para visitar, entre los que se incluyen el Museo de Perth y la Galería de Arte. También está la Galería de Fergusson, dedicado a las obras de arte del célebre artista escocés John Duncan Fergusson. Perth cuenta además con un Festival anual de las artes, que abarca muchos géneros.

En el centro mismo de la ciudad se encuentra su antiguo teatro y la sala de conciertos Horsecross, de mucha más reciente creación.

Palacio Scone

Muy cerca de aquí se halla el Palacio Scone, uno de los destinos preferidos para los turistas. Allí se celebran las interesantes carreras de caballos de la ciudad. Junto a él, otro de los símbolos de la ciudad es el Castillo Balhousie.

Hay dos importantes parques públicos en Perth, al norte y al sur. Éste último tiene una zona de juegos para niños y pistas de skate. El Centro de Dewar tiene una pista de hielo y una bolera cubierta. En los jardines de Brooklyn se pueden admirar exóticas colecciones de plantas de diversas partes del mundo, mientras que una colección de flora más tradicional se puede apreciar en los jardines Cherrybank.

Aquí podrás encontrar también una gran zona comercial en el centro, así como muchos restaurantes, cafés y pubs.

Cómo llegar a Perth

Debido a su ubicación central, Perth está bien comunicada por carretera y por tren. La A-9 conecta la ciudad con las Highlands escocesas e Inverness, mientras que la M-90 nos lleva al sur, hasta Edimburgo. La A-90 une Perth con la cercana ciudad de Dundee, y a continuación, sigue hasta el norte, rumbo a Aberdeen.

Perth tiene una estación de ferrocarril y de autobús que enlaza con las principales ciudades de Escocia e incluso con Londres.

Por otra parte, el aeropuerto más cercano es el de Edimburgo, aunque más cerca está el de Dundee, pero con los servicios muy limitados.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top