Castillos de Escocia, fortalezas del pasado

Castillo Fraser

Si me decís porqué puede ser conocida Escocia, muchos me responderéis por su música tradicional, sus gaitas, otros me hablaréis de sus islas, y otros con mucha razón citaréis sus castillos. Pues sí, los castillos escoceses quizás sean tan importantes como su propia cultura, y forman parte de uno de los grandes símbolos de la historia del país.

Aproximadamente se cuentan unos 3000 castillos en Escocia. Todos ellos tienen una maravillosa historia que esconden entre sus muros, aunque, desgraciadamente, no todos ellos están abiertos al público. Os dejamos ahora con una relación de los más visitados e impresionantes, para que os hagáis una pequeña idea.

El Castillo Fraser se encuentra cerca de Inverurie, en la región de Aberdeenshire. Este hermoso castillo escocés fue originalmente conocido como el Muchall-in-Mar. Su construcción se inició en 1575 y se terminó en 1636. Hay muchas historias asociadas a esta fortaleza, y se encuentra abierto al público durante los meses de verano.

El Castillo de Edimburgo es el segundo más visitado de toda Escocia. Curiosamente se levanta sobre un antiguo volcán ya extinto. Los expertos dicen que el origen del castillo tuvo lugar en el siglo II. Su hermosa silueta puede ser vista sobre la cima llamada Castle Rock.

El Castillo Dundonald fue en su origen una pequeña fortaleza en la colina. El origen de su nombre no se sabe, aunque se cree que Donald pudo haber sido uno de los reyes que viviera en él. Se sabe que en su lugar llegaron a ser construidos otros tres castillos más. Hoy en día esta impresionante estructura, sobre la aldea de Dundonald, puede visitarse sin ningún tipo de problema.

Castillo de Drum

El Castillo Edzell es del siglo XVI. David Lindsay inició su construcción en 1520. Es conocido realmente por su bellísimos jardines, que sirvieron de recreo a todos los huéspedes del recinto. Hoy en día se compone básicamente de una torre y de varios edificios en el interior de su patio.

El Castillo de Drum se encuentra cerca de la ciudad de Drumoak, en el condado de Aberdeenshire. Los historiadores sugieren que la original torre en forma de tambor fue el que le dio nombre, ya que Drum en inglés significa tambor. Actualmente pertenece al National Trust de Escocia.

El Castillo Bothwell fue construido en el siglo XIII, y tiene el orgullo de ser el castillo en piedra más grande de Escocia. Se encuentra en una colina muy empinada, justo encima de una curva del río Clyde. Una magnífica torre caracteriza a esta fortaleza. El arquitecto de la misma fue William Moray, aunque debido a las invasiones, el castillo se vio en varias manos durante muchos siglos.

Por último nos quedamos con el Castillo de Caerlaverock es otro de los grandes destinos turísticos de Escocia. Su construcción data del siglo XI. Es conocido fundamentalmente por su singular forma triangular, viéndose inmerso en multitud de batallas de la época. Durante una de ellas, precisamente, muchas de sus torres fueron destruidas, con lo que no ha llegado entero hasta nuestros días.

Tags:

Imprimir


1 comentario

  1. marytere dice:

    felicidades a todos aquellos que han tenido la dicha de poder estar ahi, es fascinante……
    creo que no hay nada mas encantador que poder disfrutar de el mundo tan hermoso que dios creo para todos, tu que pudiste estar ahi que padre, se feliz hoy,mañana y siempre…..

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top