La Isla de Jura, un oasis de naturaleza y silencio

Isla de Jura

La isla de Jura forma parte de las islas Hébridas frente a la costa occidental de Escocia. Tiene aproximadamente 50 kilómetros de largo y 11 de ancho, y se encuentra a 8 kilómetros de Escocia y a 80 de Glasgow. Un amigo que la visitó hace poco me las resumía de la siguiente manera: 180 personas, 5000 ciervos y una destilería de whisky.

Visitar Jura realmente no es un paseo cualquiera, es adentrarnos y querer vestir nuestro viaje de aventura. Sus principales atractivos están en su belleza agreste, su abundante flora y fauna silvestre y sobre todo su tranquilidad, su estilo de vida rural, un lugar perfecto para alguien que no vaya buscando un destino donde la vida nocturna sea ajetreada.

En la isla no hay servicio de Internet ni tampoco suelen tener cobertura los teléfonos móviles, por lo que la escapada suele ser total y absoluta. Si queréis huir un poco del estrés de la vida diaria, sin duda, vuestro destino es Jura.

También es curioso por tanto que Jura tenga una destilería de whisky, que se encuentra concretamente en Craighouse, el principal asentamiento de la isla. Realmente es el verdadero promotor del turismo en Jura. La destilería cuenta con un centro para el visitante y ofrece tours por la isla.

La casa de Barnhill en Jura

El célebre escritor George Orwell vivió en Jura entre 1947 y 1948, justo después de concluir su novela 1984. Concretamente vivía en Barnhill, y la casa donde se hospedó no ha cambiado mucho desde entonces. Sigue allí en pie, a una pequeña distancia de la carretera, muy cerca del mar, con vistas a los acantilados donde viven especies de focas, y los ciervos pastan en los prados. La casa se puede alquilar por temporadas.

Por otra parte, la isla de Jura está situada sobre una ensenada que permite un clima muy suave durante todo el año, ofreciendo resultados inesperados, como la aparición de palmeras comunes. Se trata de la House Garden en la costa sur de la isla, rodeado por muros de piedra de más de 200 años de antigüedad.

Jura cuenta con una abundante población de aves, incluidos halcones peregrinos, águilas reales y lechuzas. La población quizás más conocida sea la de los ciervos, que supera a la humana, así como las cabras salvajes, las focas, delfines y ballenas.

Otra de las características de Jura son sus pequeñas montañas. Una de ellas es la conocida como Montaña de Oro, a 785 metros sobre el nivel del mar, un desafío para los excursionistas. Otra de ellas se halla al este, la Beinn Shiantaidh, o Montaña Sagrada, y la Beinn Chaolais, o Montaña del Sonido, al suroeste.

Así pues, si buscáis tranquilidad, serenidad, en un remanso de belleza paisajística, está claro, la isla de Jura es uno de los mejores lugares para ello en Escocia.

Tags: ,




1 comentario

  1. felipe garcia dice:

    me encanta es el lugar perfecto para mi gusto . Soy medico seria posible vivir por un tiempo en la isla y trabajar como medico alla ???

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top