Mary King’s Close, bajo las calles de Edimburgo

Mary King's Close

Mary King’s Close es hoy en día un inquietante lugar muy visitado por curiosos turistas que esperan ver fantasmas, y también por aquellos que quieren conocer más de cerca lo que siglos atrás se convirtió en un centro de horror y sufrimiento humano. Pero conozcamos primero parte de su escalofriante historia…

¿Dónde está Mary King’s Close?

Mary King’s Close se encuentra hoy en lo que se conoce como el casco antiguo de Edimburgo, la Royal Mile, y bajo la superficie misma de la ciudad. Ahora bien, siglos atrás era un conglomerado de calles muy estrechas sobre las que posteriormente se fue construyendo, llegando a contar, por lo visto, hasta con siete pisos de alto. Concretamente comienza bajo la High Street y termina bajo el Ayuntamiento de esta ciudad.

Historia de Mary King’s Close

¿De donde viene el nombre Mary King?. Según algunas versiones, Mary King fue una mujer que nació a finales del siglo XVI y que, allá por el 1616 se casó con Thomas Nimmo, un comerciante de la ciudad. Cuando en 1629 éste falleció, Mary decidió mudarse con sus 4 hijos, y lo hizo a una calle conocida como Alexander King’s Close. Esta es la calle que terminaría adquiriendo su nombre ya que ocupó la primera de ese callejón en concreto.

Mary King's Close

Pero lo más importante, y trágico, sucede en 1645, cuando llega la peste negra a Edimburgo. Se cree que llegó desde Europa embarcada en navíos que atracaron en los muelles de Leith. Y luego arrasó con la población de Edimburgo, propagándose más tarde por toda Escocia por culpa de pulgas infectadas con la enfermedad y de las ratas que las portaban.

En Edimburgo se ordenó un periodo de cuarentena, (ya había pasado por experiencias similares, aunque no tan devastadoras, anteriormente), y los enfermos tuvieron que meterse en casa y poner en sus ventanas cerradas una bandera blanca como señal. Diariamente médicos vestidos con máscaras, capas y guantes de cuero, (lo cual evitaba que las pulgas los pudieran picar), les acercaban algo de comida y bebida. Pero llegó un momento en que ésto no era suficiente… La peste se extendía tan rápidamente y resultaba tan fulminante que se decidió cerrar por completo toda esa parte de la ciudad hasta que todo hubiera pasado. Y la leyenda cuenta que así se hizo.

Mary King's Close

En realidad lo que ocurrió fue que con la construcción de un nuevo ayuntamiento para la ciudad se aprovechó para tapar una zona que avergonzaba, sobre todo por el mal olor debido a la falta de alcantarillado, a los que ansiaban transformarla en una ciudad floreciente y por ese motivo se cerró y sepultó bajo las calles de la ciudad actual. Al parecer la antigua costumbre era que, cada día, el más pequeño de cada casa salía a la puerta, avisaba a los vecinos gritando “Garde Loue!” y vaciaba el cubo de excrementos familiar calle abajo, camino de un descampado que llegó a convertirse en una ciénaga hedionda. Cuando, a causa de la propagación de la peste, las casas fueron quedando vacías, el callejón se cerró y hoy en día sigue oculto bajo los cimientos del nuevo Ayuntamiento.

Y llegamos a la actualidad…

Mary King’s Close fue abierto al público en el año 2003 y desde entonces se ha convertido en uno de máximos atractivos de la ciudad para los que hasta ella llegan. Puedes recorrer sus rincones todos y cada uno de los días del año, ya que sólo cierra el día de Navidad.

Allí podrás conocer historias muy tristes, como la de Annie, que ha llegado a convertirse en todo un símbolo de este lugar. Annie era un niña de entre 5 y 6 años que murió entre estas calles y que, según cuentan, aún se la puede oír llorar por haber perdido a su muñeca más querida. Por ellos son muchísimos los visitantes que le dejan cada día juguetes en una habitación del Mary King’s Close, esperando así consolarla y transformar su pena en dulce alegría.

¿Cómo es el tour de Mary King’s Close?

¿Qué podrás encontrar en Mary King’s Close?. En este lugar harás un viaje al pasado más oscuro de la ciudad, a unos años realmente terroríficos para aquellos a los que les tocó vivirlos. En su interior encontrarás callejuelas, casas y enseres propios de hace 300 años y podrás incluso «disfrutar» de representaciones teatrales que te mostrarán cómo vivían en aquellos lúgubres días.

Y, según cuentan, hasta puede que te encuentres con algunos fantasmas realmente peculiares…

Más información:

 

Dónde reservar el tour

Tags: ,




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top