Fantasmas y leyendas del castillo de Glamis

castillo de Glamis

Si hay algo más atrayente que un hermoso castillo es un hermoso castillo plagado de leyendas; y uno de ellos es el de Glamis.

No podemos negar que el lado místico y sobrenatural de una fortificación hacen estas construcciones muchísimo más atractivas. En Escocia encontramos cientos de estos castillos. Construcciones con siglos de antigüedad que cuentan con uno o incluso varios fantasmas como inquilinos. Un excelente ejemplo es el mencionado castillo de Glamis, uno de los enclaves turísticos más importantes del país.

Este castillo está ubicado en Glamis y data aproximadamente de principios del siglo XV. Podemos dejarnos enamorar por sus muros, llenos de historia. Podemos disfrutar de sus interiores y pasear por sus jardines. No obstante, después de saborear su estructura y bellas proporciones, seguramente tendremos ganas de ahondar un poco más en su lado oculto, el lado oculto que todo castillo guarda.

Son varios los fantasmas que pasean por los pasillos de este castillo. Para empezar, encontramos la leyenda de Janet Doyglas, la sexta Lady Glamis. Al parecer, el final trágico de esta mujer, quemada en la hoguera por cometer actos de brujería contra el mismísimo rey, la condenó a pasar el resto de la eternidad deambulando sin descanso por las instalaciones de Glamis.

Tras la muerte de la joven dama, el castillo pasó a manos de la corona inglesa. A partir de ese momento, muchos son los que aseguran ver a Lady Glamis paseando por los pasillos. La fama de este fantasma ha sido tal, que muchos aseguran que es uno de los fantasmas más famosos de toda Escocia, conocida en ocasiones como la misteriosa Dama Gris.

Otro de los episodios oscuros de este castillo es el que se conoce como “El horror de Glamis”. Se trata de un secreto oscuro que era transmitido a todos los duques de la familia cuando estos cumplían 21 años. El contenido de este secreto se desconoce, no obstante, está relacionado con una habitación oculta a la que absolutamente nadie puede acceder.

Parece ser que en 1880 un obrero que se ocupaba de una pequeña reforma en el palacio, encontró esta cámara por equivocación. La familia lo embarcó rumbo a Australia con una suma de dinero bastante importante. Con el único fin, evidentemente, de silenciarlo y alejar los rumores de palacio.

La leyenda más extendida relacionada con este secreto, habla de que hace más de 150 años, los duques de Glamis de aquella época tuvieron un hijo con varias malformaciones. El hijo era tan grotesco, que los duques no dudaron en encerrarlo en una habitación oculta a los ojos de cualquier curioso. Aunque era alimentado correctamente, los duques tenían esperanzas de que el joven pereciera y pudieran así librarse de este oscuro secreto. No obstante, al parecer, el joven sobrevivió a varias generaciones de la familia, siendo por tanto un secreto que debía conocer el cabeza de familia. Muchos aseguran que aún es posible escuchar los llantos desgarradores de este pobre hombre. Privado de su libertad hasta sus últimos días.

Ni de lejos estos fantasmas son los únicos que habitan el Castillo de Glamis. Lo cierto es que la lista es realmente amplia. Encontramos por ejemplo una anciana que porta un fardo, un joven muy delgado que es conocido como Jack el Corredor, otro hombre con barba que al parecer falleció en los calabozos e incluso un paje africano vestido con ropa del siglo XVII.

Otros enlaces de interés:

Y ahora… ¿quieres saber cuáles son los 5 castillos más encantados de Escocia?

Foto vía: Ana Llarandi

Tags: , ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. anonimo dice:

    me gusta el misteriop he amada lo antiguo desde que naci vivi rodeada de cosas antiguas e incluso prenestico cuando cuando hay fantasma desde pequeña tengo 16 años

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top