El histórico castillo de Inverness

castillo de Inverness

Uno de los mayores tesoros de Inverness es su castillo, un hermoso edificio de arenisca roja que se presenta arrebatadoramente bello en medio de un paisaje puramente escocés. El castillo de Inverness actual fue construido en 1836 por el arquitecto William Burn. No obstante, lo cierto es que mucho antes de que este imponente edificio se ubicara aquí, ya existían otras fortificaciones, concretamente una defensiva del siglo XI. El primer castillo construido aquí, o más bien la estructura defensiva del siglo XI, fue destruido por el rey Roberto I de Escocia. Tras este episodio, se volvió a construir un nuevo castillo, pero nuevamente fue saqueado durante el siglo XV.

Está ubicado en un acantilado, por lo que las vistas al río Ness y a los alrededores son magníficas. Cabe destacar además, que el interior no está abierto al público. Aun así, podemos disfrutar de la imponente fachada, los hermosos jardines y las ya mencionadas vistas.

En la actualidad, este castillo señorial ha pasado de fortaleza defensiva a albergar algunas oficinas públicas de Inverness.  Aun así hay que decir que el castillo sigue estando considerado como un gran monumento histórico. Prueba de ello es que en el año 2005 apareció impreso en los billetes de 50 Libras emitidos por el Royal Bank of Scotland.

Cabe destacar que el castillo cuenta con dos edificios. El segundo, construido en 1848 para servir como cárcel de la ciudad, está actualmente reservado al Sheriff Court de Inverness.

El castillo es en realidad dos edificios de piedra arenisca y el segundo edificio, conocido como Entre algunas de las zonas más curiosas de este lugar, destaca por ejemplo la estatua que hay frente a una de sus puertas. Se trata de una estatua de Flora McDonald, una joven que ayudó en su día al Príncipe Carlos Eduardo Estuardo a escapar de la isla de Skye vistiéndolo de sirvienta.

Otra curiosidad del Castillo de Inverness, o más bien de la fortaleza que se construyó aquí en el siglo XI, es que fue la inspiración de Shakespeare para escribir la tragedia de Macbeth, algo que no todo el mundo sabe.  Desgraciadamente, nada queda de este antiguo castillo.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top