Edimburgo, una visión general

Edimburgo

La ciudad de Edimburgo es una de las urbes con más encanto de Europa, que con sus estrechas calles adoquinadas y sus incontables y antiguas chimeneas se ha ganado el apodo de Auld Reekie, que se traduce como vieja chimenea, y que le fue dado en la época victoriana. Ya sea por la belleza imponente del castillo de Edimburgo, por sus muchos museos gratuitos, por el ambiente melancólico durante sus frecuentes lluvias o por la intensa vida de sus pubs y bares, la ciudad se presenta como una excelente opción para hacer turismo, tanto cultural como por el simple disfrute de sus góticos paisajes.

La capital escocesa, que recibe una media anual de 100.000 visitantes españoles, puede llegar a duplicar su población de 495.000 habitantes durante sus principales festivales. El Festival de Edimburgo se celebra desde 1947 entre los meses de Junio y Septiembre, aunque su actividad es más intensa durante el mes de Agosto, y engloba multitud de eventos culturales con artistas de todo tipo (danza, música, teatro, etc) a lo largo y ancho de la ciudad. Durante tres semanas del mes de Agosto se realizan más de 2.000 actividades, entre conciertos, representaciones teatrales, baile y comedia.

Uno de sus rasgos característicos es la abundancia de historias de fantasmas y leyendas de personajes tan ilustres como infames, siendo los llamados “closes” (estrechas callejuelas que terminan en un patio interior) sus grandes protagonistas. Aunque existieron hasta 300 de estos callejones, en la actualidad sólo se han conservado unos 30, y el más famoso de ellos es el lúgubre y tenebroso Mary King’s Close. Edimburgo cuenta además con su propio fin del mundo, unos adoquines dorados al sur de High Street que marcan el lugar donde antaño estuviesen las murallas y sus puertas. Debido a que durante esta época eran pocos los que se atrevían a cruzar las puertas, esta zona terminó por ser conocida como “The World’s End”, nombre de un bar que hoy en día se ubica en este mismo punto.

La capital escocesa posee una gran cantidad de museos y galerías de arte, la mayoría de los cuales son de entrada gratuita, dedicados a temáticas como la elaboración del Whisky (en el Scotch Whisky Experience) o la forma en que vivían los ciudadanos escoceses durante el medievo (People’s Story Museum).

Una ciudad con mucho que ofrecer, un encanto único y adaptada a todas las posibilidades y bolsillos, tanto en alojamiento como en pasajes. No os resultará complicado encontrar buenas ofertas buscando vuelos baratos a Edimburgo en un comparador de vuelos como vuelo24.es

Foto vía: kaplaninternational

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top